twitter
twitter

Algo preocupante ocurre en el idílico mundo de los unicornios. Hace unas semanas los rumores del mal camino de Evernote inundaban la red, y este mes nos hemos desayunado con la noticia de que cinco altos directivos de Twitter abandonando la compañía. Nada más y nada menos que cinco.
Dicho de otra forma, este dato significa que aproximadamente el 60% de la cúpula de hace un año está fuera en la actualidad.
Personalmente, llevo años emperrado en que Twitter no puede existir. Al menos no en nuestro universo. No puede existir en una economía que sea sana y que sea real.
Sin embargo,  la maldita realidad se empeña en llevarme la contraria y ahí siguen, año tras año perdiendo dinero a espuertas, pero vivos al fin y al cabo.
Y en enero abandonan cinco altos directivos, vicepresidentes del consejo de administración.
Quizá estemos cerca de llegar a un desenlace, en forma de notoria adquisición o de quizá algún escenario más tormentoso, pero lo cierto es que hay una burbuja muy grande a punto de explotar y nadie sabe dónde.
Una reorganización que a priori pinta mal, terriblemente mal. Y variadas y diversas razones que inundan la red alegando principalmente el motivo de la reestructuración interna y la eterna búsqueda del beneficio. En cualquier caso, soy de la opinión que en ocasiones no es la gente la culpable de la situación, sino el plantear un escenario imposible, y tener que dar resultados con una herramienta que desde la primera línea que se escribió, resulta complicado rentabilidad. Esperaremos a ver qué depara el 2016 a la compañía del pajarito.

Publicidad