Manuel Navarro, Director de Byte TI web windows 365 netflix

Se avecinan tiempos difíciles. O, al menos, rodeados de incertidumbres. Tenemos ante nosotros una nueva crisis que parece tener difícil solución. Incluso un sector indispensable como el tecnológico sigue lidiando con problemas, sobre todo aquellos que se derivan de la crisis de la cadena de suministro. Pero, no nos engañemos, estamos en un sector que, comparado con otros, goza de una salud excelente.

Esto es así, porque, al contrario de lo que sucedía en anteriores crisis, la tecnología se ha convertido en el pilar fundamental para que las empresas puedan sortear los avatares que trae la vida. Las TIC ayudaron a buena parte de las compañías a salir indemnes de la crisis del coronavirus y lo harán también en esta ocasión, permitiendo ahorros energéticos, disminuir costes e incrementar la productividad.

Las tecnologías se han convertido en el pilar fundamental para que las empresas puedan sortear las diferentes crisis y de todas ellas, la nube ha sido la fundamental

Y de todas las tecnologías, la nube se ha convertido en la principal tabla de salvación como queda reflejado en el tradicional estudio que realiza la consultora Quint sobre el estado de la cloud. De ese informe, llaman la atención algunos aspectos. El primero es que la nube se ha instalado de forma definitiva en la operativa de las empresas. La diferencia es que si hace no muchos años se abrazaba la nube por la reducción de los costes hoy lo hacen por otros motivos como la flexibilidad o la agilidad. De hecho, muchas empresas están viendo que migrar a la nube no es tan barato como preveían. Y por eso el estudio señala que una de las prioridades de los departamentos TIC es encontrar un servicio que les permita gestionar los costes en la nube, de forma óptima y que reduzca la factura.

El estudio de Quint apunta que la inversión en servicios cloud se ha incrementado en un 25% en el último año, con IaaS y PaaS, que aúnan el 55% de la tarta, como reyes de la clasificación y con tendencia a que esta dinámica siga en ascenso el próximo año. La inversión va a seguir creciendo porque las empresas han visto que la nube les proporciona una mayor flexibilidad (72,4%) y una completa transformación de su IT (54%). Pero este último informe añade un dato más por el que los departamentos de tecnología van a incrementar su inversión en cloud: mejorar el time to market es señalado como un objetivo por parte del 55,2% de encuestados. Según Quint, este nuevo elemento aparece debido a la madurez del mercado y a la necesidad de las organizaciones de mantenerse competitivas.

Es decir, la nube va a ser el sostén sobre el que gire la estrategia de TI de las organizaciones. Ello les supondrá afrontar esta nueva crisis con una solidez que no tenían en otros momentos y que les permitirá adaptar el negocio de forma rápida a las circunstancias cambiantes que nos rodean a todos.

>