Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

Manuel Lopez web informática

No estamos preparados para la IA

Llevamos un tiempo en el que parece que de lo único que se habla es de la Inteligencia Artificial. Recientemente un grupo de más de 1.000 expertos han publicado un comunicado en el que piden parar durante 6 meses el desarrollo de la IA, por ser una amenaza para la humanidad y pidiendo que debe ser repensada la forma de seguir con el desarrollo de la IA. Dicho comunicado está dando mucho que hablar y generando todo tipo de opiniones tanto a favor como en contra.

Asimismo, las entrevistas y publicaciones de personas como Timmi Grebu, ex empleada de Google al cargo de la ética de la IA, que afirma que con la IA nos están robando a todos, o Blake Lemoine, también extrabajador de Google que fue despedido por asegurar que la IA tiene sentimientos, están creando una sensación de que la IA es lo único importante que está ocurriendo en el mundo en estos momentos y que es una amenaza para la humanidad.

Pero creo que la IA no es el problema, los humanos somos el problema. Si revisamos la situación actual de la humanidad, en un mundo totalmente sumido en el caos tanto económico, como social, empresarial, etc. quizás la IA sea una de las pocas salidas que le queda al mundo. Puede sonar a utopía, pero es probable que la ayuda de la IA sea una de las pocas esperanzas que nos quedan.

Creo que la IA no es el problema, los humanos somos el problema

Es probable que no haya que parar la IA, sino parar: la polarización de las sociedades, la ideologización de la política y los comportamientos sociales, las guerras que nos invaden por todas partes, la propaganda ubicua, el deterioro del medio ambiente y tantas y tantas cosas de las que solo es culpable el homo sapiens. Probablemente la IA sea de las pocas soluciones que nos quedan.

Lo que no tiene sentido es que como decía recientemente Chema Alonso, Chief Digital Officer de Telefónica, estamos dejando a la IA campar a sus anchas, permitiendo que devore todos los datos existentes en el mundo digital, sin ningún tipo de filtro, sin ética alguna, sin reglas, sin supervisión alguna y sin límite. El resultado es que muchas veces los responsable de la IA desconocen como la IA consigue los resultados que consigue. Empiezan a entrar en modo pánico al no comprender como es posible que llegue a donde llega y entonces ante la magnitud del problema optamos por pedir que se pare el mundo.

Creo que lejos de parar lo que hay que hacer es planificar, pensar detenidamente y con tranquilidad lo que vamos a hacer con la IA, controlar, desarrollar reglas y leyes que supervisen su evolución y sobre todo aprender a convivir con el monstruo que hemos creado y no sabemos cómo pararlo.

No estamos preparados para la IA, pero ¿Está la IA preparada para nosotros?

Deja un comentario

Scroll al inicio