Google Glass 2.0
Google Glass 2.0

En tecnología, los productos con éxito brillan con fuerza, y el resto de los mortales nos preguntamos durante años cómo es que no se nos ocurrió a nosotros hacer un Facebook. Pero existe un limbo del fracaso, en el que la lista de productos que no tuvieron éxito o empresas malogradas se hace más y más grande a cada día que pasa. La historia la escriben los ganadores…

Publicidad

El fracaso de Google Glass no pasó inadvertido. Un producto con unas expectativas tremendas que no llegó a nada en el ámbito de consumibles personales. El futuro en el que todos usábamos el famoso “wereable” en el metro mientras que localizábamos a la persona sentada enfrente en las redes sociales nunca llegó, y el “hype” se perdió como lágrimas en la lluvia.

El fracaso de Google Glass no pasó inadvertido. Un producto con unas expectativas tremendas que no llegó a nada en el ámbito de consumibles personales

Sin embargo, parece que la tecnología desarrollada por Alphabet puede tener una segunda vida, y ésta estará centrada el mundo empresarial. Si bien el uso personal y lúdico está claro que no ha triunfado, lo cierto es que a operarios, técnicos y trabajadores en general de distintos sectores productivos el uso de Google Glass puede resultar muy beneficioso.
Existen ya muchas fábricas en las cuales el uso de las gafas está resultando muy productivo, y según un estudio de Forrester Research, en 2025 habrá más de 14 millones de trabajadores en EEUU que utilizarán el dispositivo en su día a día.

El nombre comercial es Glass EE (Enterprise Edition), un nombre a recordar.