Manuel Navarro, Director de Byte TI web windows 365

Como podrán ver en las páginas interiores del último número Byte TI y en la web hemos querido testar cuáles son las preocupaciones y dónde creen los CIOs que es más urgente invertir. Ni cloud, ni Big Data, ni Inteligencia Artificial. La ciberseguridad es el elemento que más preocupa a una amplísima mayoría de los responsables TIC de las empresas y Administraciones Públicas de nuestro país.

Pero no sólo es que la ciberseguridad les preocupe. Es que creen que sus organizaciones deberían invertir sobre todas las cosas en ese apartado. Queda claro que en su opinión, es necesario mejorar las defensas y renovar la estrategia de ciberseguridad que en algunos casos, se ha quedado obsoleta o ha cambiado de forma radical con la incorporación hacia el mundo del teletrabajo de buena parte de los empleados.

Además, los CIO consideran que los riesgos también son importantes. En su opinión, ransomware o la pérdida de datos son los aspectos que más preocupan y que hacen que estén alerta.

Los CIO consideran que los riesgos también son importantes. En su opinión, ransomware o la pérdida de datos son los aspectos que más preocupan

Llevamos mucho tiempo hablando de ciberseguridad. Estas mismas páginas y nuestra web, informa de manera constante sobre nuevos ciberataques, nuevas fórmulas de ciberdelincuencia y la importancia de implementar nuevas medidas por parte de las empresas para poder responder a los ataques que son cada vez mayores. Una de las claves es que el perímetro ha desaparecido, algo de lo que también son conscientes los responsables tecnológicos de las Administraciones Públicas, como se pone de manifiesto en el webinar que Byte TI celebró el pasado mes entre responsables tecnológicos de este sector.

Finalmente, otro de los apartados que más nos ha sorprendido es el del talento. Cada día publicamos en nuestra web noticias sobre la dificultad con la que se encuentran las empresas para encontrar perfiles específicos. A pesar de ello, no pensábamos que este problema se iba a encontrar como la segunda prioridad y también principal preocupación de los CIOs. Pero el estudio nos ha venido a confirmar que es más que necesaria la formación tanto de los empleados como de las nuevas generaciones para se puedan cubrir esos puestos de trabajo que tienen una gran demanda y que no encuentran la oferta suficiente.

Esta es una cuestión que compete a la clase política. Se ha desarrollado la enésima Ley de Educación, sin consenso y, lo que es más grave, sin contar con las necesidades futuras que van a tener las empresas. Ello, lo único que conseguirá es que sigamos siendo el país de Europa con la mayor tasa de paro juvenil.