Arsys escritorio virtual

El coronavirus nos ha obligado a adaptarnos a una crisis sin precedentes. Para muchas empresas, el impacto en su negocio ha sido devastador, aunque el Cloud Computing ha sido uno de nuestros grandes salvavidas y nos ha facilitado las comunicaciones, el ocio y la actividad profesional.

El teletrabajo se ha consolidado como una de las herramientas más poderosas de la Nube y aquellas empresas que fueron capaces de llevar a término su transformación digital y consiguieron cambiar el chip de su cultura operativa han conseguido sobreponerse a la adversidad.

Actualmente, Arsys aloja más de 3.000 escritorios virtuales (VDI, Virtual Desktop Infrastructure) en su centro de datos, que se han convertido en una alternativa realista, y de disponibilidad inmediata, para muchas de las empresas que tuvieron (y tienen aún) que apostar por el trabajo no presencial. “Esta es una de sus ventajas, pero también son muchas las compañías que entienden esta tecnología como una forma de externalizar su informática, con independencia de sus posibilidades para el trabajo en remoto”, explica Susana Juan, responsable de las soluciones VDI en Arsys.

Arsys aloja más de 3.000 escritorios virtuales (VDI, Virtual Desktop Infrastructure) en su centro de datos

Estamos ante una tecnología que responde a las necesidades tangibles de las organizaciones: movilidad, rendimiento y costes predecibles en pago por uso. Esto significa llevar a todas las personas de una misma empresa, sea cual sea su localización, ciudad, país o punto de conexión remota, a una misma oficina virtual de dimensiones infinitas y, por tanto, también de posibilidades infinitas. Y con absolutas garantías de seguridad, pues la plataforma está protegida por diferentes capas de protección física y lógica que configuran un entorno absolutamente blindado.

Además, como también se eliminan los servidores (que se virtualizan junto a los escritorios remotos) y la informática local se reduce a la mínima expresión, las empresas se benefician de un ahorro importante, entre otras cosas, en mantenimientos y licencias de software, pero también en electricidad asociada al consumo de los equipos on premise o de los sistemas de refrigeración.

Además de las cualidades inherentes a la tecnología, “en Arsys no queremos olvidarnos del servicio y acompañamos a las empresas en la consultoría o durante el despliegue de la solución. Entendemos que muchas empresas no cuenten con personal técnico especializado pero con nosotros ninguna compañía va a renunciar a la tecnología por ese motivo”, concluye Susana Juan.

Principales características

  • Informática siempre actualizada. Escritorios virtuales de alto rendimiento y sin mantenimiento.
  • Sin inversión, en pago por uso.
  • Movilidad total. Acceso a todas las aplicaciones y documentos desde cualquier dispositivo, con un consumo máximo de 100 KB por usuario.
  • Control informático (IT). Unifica la gestión y reduce las incidencias en un 70%.
  • Flexibilidad. Incorporaciones inmediatas de sedes o usuarios con recursos adaptables a cada puesto.
  • Seguridad extrema. Alta disponibilidad, backup, encriptación SSL, antimalware, redundancia y SLA (Acuerdo de Nivel de Servicio)
  • Administración sencilla y centralizada