Experiencia Digital del empleado KPI
Por Por Alberto Algarra. Sales Specialist UEM/Security. IVANTI
Por Alberto Algarra. Sales Specialist UEM/Security. IVANTI

Cuando más de un tercio de los trabajadores se está planteando cambiar de trabajo debido en parte a las carencias tecnológicas con las que tienen que lidiar en sus actuales empresas, surge la pregunta: ¿qué se puede hacer de forma diferente y quién debe impulsar el cambio? Habrá quien vea en ello un problema, pero para el área de TI esta situación supone una oportunidad única para asumir la responsabilidad y liderar el cambio hacia una mejora de la productividad y retención del talento.

Ivanti acaba de publicar los resultados de un interesante estudio global sobre la Experiencia Digital del Empleado (DEX), que recoge las opiniones de 10.000 profesionales, entre empleados de oficina, responsables de TI y altos directivos, con el fin de conocer cómo viven la experiencia digital en sus organizaciones. El estudio reveló que el 49% se siente descontento con la calidad de las aplicaciones y herramientas que tienen que utilizar para trabajar, y el 64% cree que esta frustración influye directamente en su motivación.

Otros datos que sustentan esta realidad:

  • El 27% de los empleados se está planteando cambiar de trabajo por no disponer de la tecnología adecuada
  • El 42% ha invertido su propio dinero en mejorar las herramientas tecnológicas, para poder trabajar de forma más eficiente
  • El 65% asegura que su productividad mejoraría si pudieran tener acceso a tecnología de mayor calidad

Garantizar una buena experiencia digital es en la actualidad un factor clave para la gestión de TI en las organizaciones. Favorece la productividad de la plantilla, ayuda a retener y atraer el talento, reduce costes, agiliza los procesos y mejora los resultados de negocio. Entender en qué consiste y cuáles son los requisitos para poner en práctica una buena experiencia digital, es el primer paso fundamental para adaptar la tecnología y las prácticas que la hacen posible al entorno único de cada organización.

Ivanti ha publicado un estudio global sobre la Experiencia Digital del Empleado (DEX) en el que un 49% de empleados se siente descontento con la calidad de las aplicaciones 

La innovación es el principal impulso a la transformación digital y al aumento del trabajo híbrido, pero la triste realidad es que muchas organizaciones siguen encontrando serias dificultades a la hora de innovar. Entre ellas, según el estudio, el exceso de correos electrónicos o mensajes de chat (28%), la falta de conexión con los compañeros de trabajo (27%) y el mal funcionamiento del software (23%). Sin embargo, a pesar de estos retos y del escepticismo de la alta dirección, todos los grupos encuestados reconocieron ser más productivos en la era del trabajo híbrido, lo que pone de manifiesto que no es tanto el lugar de trabajo lo que influye en la productividad, sino la experiencia que tienen las personas en su interactuación con la tecnología.

El Everywhere Workplace ha llegado para quedarse y ha cambiado para siempre las expectativas de los empleados en cuanto a dónde y cómo trabajan, y desde qué dispositivo lo hacen. La forma en que los trabajadores interactúan con la tecnología y su grado de satisfacción con esa experiencia es el factor principal que hace posible el Everywhere Workplace, y tiene una relación directa con su motivación, sus resultados y el valor que aportan a su organización. Por tanto, la experiencia digital del empleado debería ser una prioridad para la alta dirección, y los equipos de TI tendrían que estar preparados para hacer realidad y liderar ese cambio estratégico dentro de su organización.

Siendo responsables directos de la experiencia digital de los empleados y trabajando estrechamente con la alta dirección, los equipos TI, con la disponibilidad de nuevas tecnologías innovadoras que permiten y apoyan a las fuerzas de trabajo híbridas, tienen ahora la oportunidad de tener un impacto positivo dentro de una estrategia organizativa más amplia.

Esto contribuye a mejorar la retención y captación del talento al influir positivamente en la motivación de los trabajadores y, como consecuencia, impulsan los resultados de negocio.

Para Ivanti, mantener un entorno tecnológico seguro y priorizar la experiencia digital del empleado, son dos elementos inseparables en cualquier transformación digital y factores clave de diferenciación para las organizaciones en la actualidad. Para conseguirlo, debe estar entre las principales prioridades de la alta dirección, y los equipos de TI tienen que estar preparados para liderar el cambio y hacerlo realidad.

>