gestion de datos empresariales WD

Durante los últimos años, tecnologías emergentes como el 5G, el Internet de las cosas (IoT) o la Inteligencia Artificial (IA) han generado una gran expectación en muchos sectores. Se debe, en buena medida, a que tienen el potencial de cambiar drásticamente la forma en que la información o los datos se almacenan y se usan. Y porque mejoran la transparencia y seguridad, e incrementan la productividad en las empresas. Sin embargo, estas tecnologías generan cantidades extremas de datos y requieren sofisticadas instalaciones de almacenamiento que puedan adaptarse a las cambiantes necesidades del mercado y a las exigencias de los propios datos.

Predecir el futuro es muy difícil pero hay una cosa clara: la cantidad de datos producidos seguirá creciendo de forma exponencial en la próxima década. Según IDC, más de 59 zettabytes serán creados, capturados, copiados y consumidos en el mundo durante este año. Dada esta situación, ¿cómo podrán las compañías preparar y optimizar sus sistemas de almacenamiento?

Explosión de datos en la industria

Organizaciones de todos los sectores tienen un gran reto por delante, ya que sacar partido a esta ingente cantidad de datos no es sencillo. Para ello, es necesario contar con herramientas analíticas de última generación y sistemas de almacenamiento que soporten grandes cargas de trabajo. Aquellas empresas que sean capaces de aprovechar estos recursos de manera eficaz podrán diferenciarse; el resto quedarán atrás.

El sector financiero, por sus características, está experimentando grandes transformaciones debido a la cantidad y tipología de información que debe gestionar –desde transacciones bancarias hasta proyectos con analistas o fluctuaciones en el precio de acciones-. Otro de los sectores más afectados es la manufacturera, donde el IoT y el análisis de datos está siendo clave para incrementar la capacidad de producción -pasando de fabricar cientos de unidades a millones de unidades por hora – o para automatizar los procesos en las líneas de producción. A medida que negocios de todos los sectores se enfrentan al crecimiento perpetuo de los datos, necesitan replantearse la forma en que los capturan, conservan y transforman. Bien sea porque necesitan Inteligencia Artificial de alto rendimiento, centros de datos a hiperescala o incluso soluciones para juegos a nivel personal. Muchos sistemas de almacenamiento heredados ofrecen un rendimiento inferior ya que cuentan con latencias más altas y una calidad de servicio deficiente cuando se enfrentan a los nuevos desafíos de los datos.

NVMe™, la solución estrella para Big Data

Para abordar esta problemática, muchas empresas están recurriendo a la tecnología NVMe (Non-VolatileMemory Express) ya que es el único protocolo que puede hacer frente a exigentes ecosistemas de datos o cargas de trabajo, tanto en la nube como en el borde. NVMe ofrece características innovadoras que tienen un gran impacto en los resultados de las compañías, entre los que se incluyen:

  • Mejoras en el rendimiento: los primeros SSD basados en flash aprovecharon las interfaces físicas, los protocolos y los factores de forma SATA/SAS heredados, pero ninguna de las interfaces o protocolos fue diseñada para sistemas de almacenamiento de alta velocidad. PCI Express (PCIe) fue la siguiente interfaz de almacenamiento, pero los primeros SSD PCIe aprovecharon el firmware propio, lo que supuso un problema para el escalado del sistema. NVMe surgió para paliar estos problemas ya que ofrece un rendimiento significativamente mayor y latencias más bajas en comparación con los protocolos SAS y SATA heredados.
  • Fácil de implantar: los sistemas de almacenamiento NVMe pueden ser implementados sin una infraestructura de red especializada – la conectividad tradicional Ethernet o el canal de Fibra es suficiente. Es importante ya que no requiere ningún cambio en la aplicación.
  • Beneficios en el balance final: Los protocolos convencionales consumen muchos ciclos de CPU para conseguir que los datos estén disponibles en las aplicaciones, pero estos ciclos de computación no aprovechados suponen un coste adicional para las empresas. Los presupuestos de infraestructura de TI no crecen al ritmo de los datos y las empresas están bajo una enorme presión para maximizar el rendimiento de la infraestructura, tanto en el almacenamiento como en la computación. Dado que NVMe puede manejar grandes cargas de trabajo con infraestructuras más pequeñas, las organizaciones pueden reducir el coste total de propiedad y acelerar el crecimiento de la empresa.

Estamos ante una nueva era donde los descubrimientos procedentes de lIoT, el aprendizaje automático y las nuevas aplicaciones están transformando el valor de los datos día a día. Las organizaciones necesitan replantearse sus soluciones de almacenamiento para manejar de forma eficiente estas nuevas tecnologías. NVMe ofrece funciones que antes no existían, abriendo un nuevo paradigma para que las empresas diseñen y construyan sus aplicaciones con mayor rendimiento, menores latencias y a un menor coste. La adopción de NVMe será un paso crucial para cualquier organización que desee prepararse para la gran revolución de datos de la próxima década.

Las nuevas tecnologías generan cantidades extremas de datos y requieren sofisticadas instalaciones de almacenamiento

Para facilitar la implementación de NVMe en los sistemas, la serie Ultrastar® de NVMe de Western Digital NVMe™ ofrece baja latencia y máximo rendimiento para cargas de trabajo de alta transacción. En 2019 lanzamos al mercado Ultrastar DC SN640 y en junio de 2020, la compañía presentó una innovadora solución para centros de datos que combina tres tecnológicos clave -la nueva plataforma OpenFlex™ Data24 NVMe-oF™, que incluye los nuevos SSD Ultrastar DC SN840 NVMe y los controladores RapidFlex™-.

NVMe ha mejorado significativamente el almacenamiento para los centros de datos en comparación con los SATA y SAS SSD y ahora la tecnología NVMe over Fabric (NVMe-oF) permite el almacenamiento NVMe desagregado en red con un rendimiento comparable al del almacenamiento local gracias a la conectividad de alta velocidad RapidFlexy a los sistemas de almacenamiento OpenFlex.

Por Davide Villa, director de desarrollo de negocio EMEAI de Western Digital

>