Perímetro de seguridad Así se implementan políticas de seguridad centradas en los datos auditoría de ciberseguridad seguridad en linux

Tras los últimos ciberataques perpetrados al SEPE como el de “AMB – Área Metropolitana de Barcelona” que conocimos esta semana, ambos de ransomware, se evidencia que las empresas, independientemente del tamaño, nunca deben desatender sus políticas de protección y prevención ante ciberataques de malware, phising, etc.

A raíz del confinamiento y el auge experimentado por el teletrabajo, las empresas quedan más expuestas a riesgos y son más vulnerables a ciberataques. En el caso de las PYMEs, el 43% de todos los ciberataques van dirigidas a ellas y el 72% de las pymes afirma haber sufrido un ciberataque el año pasado.

En la actualidad, las empresas pequeñas sufren un 62% de todos los ciberataques, aproximadamente unos 4.000 al día y por desgracia, la detección de muchas de estas amenazas es muy tardía.

Los ciberataques se han vuelto más sofisticados con el tiempo y por ello es necesario proteger las empresas y encontrar las soluciones adecuadas para protegerlas. Conociendo que los principales vectores de ataque son el correo electrónico y el acceso a páginas web maliciosas, debemos prestar especial atención a las siguientes áreas de protección:

  • La red, ya que una vez una vez perpetrado el ataque y el malware encuentra la manera de entrar, se propagará a través de la red cifrando los archivos o derribando los sistemas críticos. Por este motivo, se debe automatizar las actualizaciones de red para garantizar una seguridad óptima las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • El e-mail, porque todas las empresas utilizan el correo electrónico a diario y los usuarios hacen clic en enlaces maliciosos o abren archivos adjuntos dañinos. Se debe detener los virus y el malware de correos electrónicos externos antes de infectar la red.
  • Las personas, sean empleados o usuarios, para asegurarse que hacen buen uso de las aplicaciones. Además, es necesario asegurar que esas personas que acceden a los sistemas sean quienes dicen ser.
  • Los dispositivos, ordenadores portátiles y móviles, son los equipos más vulnerables para las pequeñas empresas. Y a medida que el malware se vuelve más evasivo, el antivirus tradicional se queda corto en la protección de sus dispositivos de usuarios. Debemos monitorizarlo para detectar malware silencioso, o para que los dispositivos en riesgo obtengan acceso a aplicaciones empresariales.

Muchas empresas recurren a herramientas aisladas y desarticuladas de múltiples fabricantes, dejándolas sin control ni monitorización y con múltiples agujeros para recibir ciberataques.

La clave es empezar por una Auditoria de Ciberseguridad para conocer qué están haciendo los empleados o usuarios, qué aplicaciones usan y a cuáles acceden, y si son realmente ellos quienes están accediendo a esas aplicaciones. Ese análisis es indispensable para conocer la situación y trazar cualquier política de ciberseguridad.

En Datacom.Global, con más de 25 años de experiencia en el sector IT y Telecomunicaciones, somos conscientes de la importancia que tiene la ciberseguridad y queremos ayudarles a proteger su empresa.

Sólo por rellenar este formulario obtendrá una Auditoría de Ciberseguridad gratuita