La primera de las dudas que se intentaron resolver en el desayuno tecnológico era definir Big Data, toda vez que las empresas no saben a ciencia cierta en qué consiste y en qué les puede beneficiar. Abrió el turno Miquel Morrel, CTO de Omega Peripherals para quien en su opinión, «en vez de Big Data se debería llamar Big Data Analitycs porque se trata de analizar grandes datos de información totalmente desestructurada». Pedro Castillo, CEO de Logtrust aseguró que si por el fuera, «le quitaba hasta la palabra Big. Le llamamos Big data porque hay muchísima información de la que no sabemos su valor, el problema es que la llamamos desestructurada porque no está en una base de datos tradicional. Todas las herramientas tipo Hadook, Casandra, etc. son una base de datos aunque no lo parezca. El problema es que en Biga Data se encuentra cualquier cosa. Así que se le podría llamar Data Analitiycs».

Para Filipe Ribeiro, Jefe de Producto Servicios y Soluciones de Konica Minolta el concepto de Big Data, en general ofrece temores a las empresas. En la opinión de este directivo, «Big Data, dentro de las tendencias actuales, es el término que más miedo provoca porque el empresario no sabe nada de él. No pasa esto por ejemplo con movilidad. Hay que explicarle el concepto de una forma muy llana para que lo pueda entender. Lo que hay que enfocarse es en el Analitycs, concretamente en Big Analitycs. Un dato por si solo son ceros y unos, si no se tratan ni se analizan no tienen valor alguno». El problema para Javier Gallego, Enterprise Solutions Manager de Dell es que «Big Data ya estaba inventado. Es verdad que ahora lo vemos como un conjunto de tecnologías añadidas a lo que ya existía. Si hoy me tocara definirlo nuevamente sería el análisis del todo porque hablamos de tecnología porque ahora consideran datos que antes no lo consideraban. Y en segundo porque facilitan el establecimiento de los objetivos de las compañías. Es decir poder tomar decisiones más acertadas para crear valor».

Abordando el aspecto de que Big Data ya existía antaño, Juan José Casado, responsable de Big Data en IBM Global Business Services, cree que no es del todo cierto. Bajo su punto de vista, «sí existe un cambio con respecto al tradicional data mining. El mundo vive una revolución digital y en los últimos años se ha producido un crecimiento de la información que no existía hace 10 años. En muy pocos años además, el mundo se ha interconectado. Por otro lado hay un cambio importante en cuanto a la necesidad del análisis y para qué sirve ese análisis. Queremos además la inmediatez del análisis, hacerlo en real time. La tercera revolución es la de cambiar el foco del análisis y no sólo dedicarla a los procesos internos de la empresa. Ahora ha cambiado porque el análisis se hace basado en el cliente. Es aquí donde se produce la diferencia con respecto al data mining tradicional». Para contrarrestar esta opinión, Javier Navarro de la Morena, Director de Desarrollo de Negocio Big Data de Informática El Corte Inglés aseguró que «no estamos ante una situación histórica ni un momento clave. Si tuviera que utilizar alguna palabra sería Information Analitycs. No tenemos que olvidarnos de que uno de los repositorios con mayor información era la biblioteca de Alejandría. Estamos hablando de que a lo largo de la historia hemos estado haciendo esto, con la diferencia de que ahora tenemos herramientas para guardar y analizar la información, pero en realidad estamos haciendo exactamente los mismo que hacíamos hace siglos».

El problema de los silos

Para el CEO de Logtrust lo que hay que entender es que «en una organización grande no hay un sólo Big Data. Cada departamento tiene su propio Big Data y casi todos son silos individuales,para resolver un problema propio. Cuando viene el de otro departamento monta otro proyecto propio, así que todavía estamos mirándonos hacia dentro. La información que compartimos lo hacemos a nivel personal. Otro apartado es que las tecnologías de base de datos tienen un problema y es que sólo meten datos. Perohay muchos datos que los tienen aparcados a los que no se les va a prestar atención nunca». El portavoz de Informática El Corte Inglés afirmó que «las empresas no saben lo que puede aportar Big Data. Por ejemplo, el móvil hace 10 años no tiene nada que ver con lo actual. A nadie se le hubiera ocurrido en qué se iba a transformar. Con Big Data ocurre lo mismo en la actualidad porque para las empresas es algo desconocido». En opinión de Juan José Casado de IBM, «la gran barrera está en el conocimiento de para qué se utiliza y cómo se utiliza. El problema es que ese conocimiento está en silos muy reducidos. El gran reto es como romper esos silos de conocimiento para que toda la empresa se beneficie de ese conocimiento. Cada área de la organización se puede beneficiar del análisis masivo de datos. De ahí que las empresas líderes de analítica sobre Big Data se esfuerzan en que no se formen silos de Big Data sino centralizarlo todo en un único silo para que se beneficie toda la organización, y este es el reto principal». Para el portavoz de Dell, «hay que romper los silos de las organizaciones porque así estamos promoviendo que haya pequeños reinos de taifas en una empresa». Es en la mentalidad del empresario dónde se encuentra una de las claves del desarrollo de las tecnologías de Big Data. Al menos, así lo vez el portavoz de Konica Minolta, Filipe Ribeiro para el que «hace 120 años todas las máquinas se movían con vapor. Después vino la electricidad. Aquellas empresas que apostaron inmediatamente por la electricidad tardaron 30 años en ser productivas, porque seguían trabajando con las nuevas máquinas como si fueran de vapor. Con esto quiero decir que se trata de que el empresario cambie su mentalidad y sí cambia esa forma de ver las cosas descubrirá que con tecnologías como Big Data su empresa será mucho más productiva». Para Juan José Casado, responsable de Big Data en IBM Global Business Services, «estamos hablando de diferentes aristas de una misma problemática. El que esté la información en silos no es ni bueno ni malo. Nuestro trabajo consiste en la monetización de lo que están haciendo. Hay términos que son contraproducentes a nuestro mensaje. La democratización es algo que suena muy bien, pero una empresa no es democrática. Si tu vas a vender una solución no se la vendes a toda la empresa, sino el CTO, al CIO o al CEO, que son los que deciden»


Los hándicaps

Evidentemente Big Data tiene una serie de hándicaps. Uno de ellos es que son numerosos los que lo ven como un producto de marketing más. Para el CTO de Omega Peripherals, «uno de los hándicaps con los que nos encontramos es que Big Data se ha convertido en un una palabra de moda. Las empresas ven que están hablando de Big Data porque es una palabra de actualidad y esto hace que sea un hándicap para poder llegar a esas empresas. Detrás del Big Data hay mucho ruido. El concepto se ha quemado un poco y la gente está a la espera. Los fabricantes tienen una gran presión por vender y cada año, está el concepto del año. Esto quema un poco a la gente. Esa lluvia de conceptos nuevos genera mucha presión». Para Pedro Castillo, CEO de Logtrust, la clave se encuentra en que «o haces algo diferencial o directamente ni te esfuerces, nosotros tenemos un servicio que es muy diferencial.

Nosotros vamos a las empresas a ofrecerles más negocio, no vamos a venderles nada». La clave para Filipe Ribeiro, Jefe de Producto Servicios y Soluciones de Konica Minolta es que «a las empresas hay que mostrarles el valor, darles a entender que mi empresa es su socio, no su proveedor. Nuestro mensaje es que quiero que ustedes tengan éxito para que nosotros tengamos éxito. Así que necesitamos que nos muestren cómo trabajan con sus documentos para ofrecerles un servicio que mejore sus productos y su forma de trabajar».

Para Javier Gallego, Enterprise Solutions Manager de Dell, «vemos un mercado que tiene muchos actores. Actores clásicos, de nicho, etc. Desde el p/v de tecnología vemos una democratización de cuando yo analizo el todo y necesito un espacio de almacenamiento y me voy a una filosofía que tiene que ver con los clústeres de computo y tener el dato que quiero analizar, vemos que los fabricantes de infraestructura tradicional aportan. Nuestra propuesta es clara en este caso».

Para el portavoz de Informática El Corte Inglés, «todas las empresas que nos dedicamos a esto estamos para aportar valor y dinero a nuestra compañía. Big Data es una oportunidad de negocio para las empresas. En el caso de Big Data tiene pinta de que va a ser una oportunidad para las empresas, pero hay que esperar. Hay que recordar que ha habido tecnologías que nacieron y murieron pero creo que Big Data es una tecnología que va a crecer porque lo interesante es que hay tecnología que ofrece unos beneficios claros a los clientes».

Almacenamiento

Uno de los problemas que pueden ir asociados es el referente al almacenamiento. ¿Cómo, dónde se almacenan todos esos datos? Tal y como señalo Javier Nvarro de Informática El Corte Inglés, «no hay un estándar de almacenamiento. Cada fabricante tiene sus variantes. Al final no existe un único modelo y teorizar y encorsetarnos en un modelo teórico como ha ocurrido con las bases de datos es algo que no debemos hacer». Para Juan José Casado de IBM, «lo que hay que tener muy claro es el para qué. Con el desarrollo de nuevas tecnologías tenemos nuevas herramientas que nos permiten diferentes posibilidades. Cada empresa en función de lo que quiera hacer tendrá que elegir una tecnología u otra, así que lo que tendrá es desarrollar un roadmap para cubrir las piezas que conforman el ecosistema de Big Data: dependiendo de las necesidades de negocio, tienen que ser capaces de tener herramientas sin tener que utilizar herramientas para analizar datos, y que pierdan de esta forma eficiencia».

Para el CEO de Logtrust, en el caso de su compañía, «son muy importante las sinergias que podemos tener con otras empresas para hacer data analytics y tratamos de hacer consultoría para poder ofrecer soluciones en términos de extracción de datos. No existe una solución única y paquetizada. Creemos que depende de las necesidades del propio cliente». Finalmente, Miquel Morrel, CTO de Omega Peripherals aseguró que «el almacenamiento tiene unas prestaciones brutales, pero Big Data necesita una capacidad de crecimiento paralelo y los sistemas de almacenamiento tradicionales no están pensado para ellos, lo que representa un problema grave. La arquitectura que es están demandando son arquitecturas distribuidas y que no pasan por arquitecturas tradicionales».