seguridad de la información Cómo aumentar la ciberseguridad de las administraciones públicas ciberdelincuentes secure net

La crisis del coronavirus ha puesto en jaque la estabilidad mundial en materia de ciberseguridad. El confinamiento y el teletrabajo han acelerado las necesidades de digitalización de departamentos y procesos, lo que ha supuesto un incremento de las amenazas online para empresas y particulares. De hecho, en lo que va de año se han notificado 1.107 brechas de seguridad a la Agencia española de Protección de Datos (AEPD).

Conscientes de este incremento, Ironhack  ha elaborado un estudio para conocer cuáles son los países con mayor riesgo de amenazas a la seguridad por piratas informáticos. Para ello, ha llevado a cabo un análisis de datos en más de 30 países sobre el riesgo de amenazas a la ciberseguridad, teniendo en cuenta su legislación sobre ciberdelincuencia, así como la proliferación de softwares de seguridad y malware en equipos privados.

En dicho análisis se observa que España es el tercer país objetivo más atractivo para los ciberdelincuentes de todo el mundo, con 30.2 puntos en riesgo de amenaza, solo por detrás de Estados Unidos (100 puntos) y Alemania (31.6 puntos), donde la amenaza de ser atacados por hackers es aún mayor. El resultado parte de un análisis basado, entre otras cosas, en las evaluaciones de riesgo de la base de datos de delitos informáticos VulDB. Esto reporta el nivel más alto de actividad en Europa en términos de ciberataques para España.

España es el tercer país objetivo más atractivo para los ciberdelincuentes de todo el mundo, con 30.2 puntos en riesgo de amenaza

El teletrabajo es una de las principales causas de vulneración de las líneas de seguridad. Aunque 9 de cada 10 ordenadores privados en España tienen instalado un software de seguridad, el 20% ya se ha enfrentado a amenazas de malware. El uso de la nube, los servicios de escrito remoto virtual (VDI), conexiones VPN, el acceso remoto y las herramientas colaborativas de empresas y particulares aumentan los riesgos online, lo que ha provocado que el 96% de las empresas españolas estén ajustando sus sistemas y estrategias de ciberseguridad, según el informe Digital Trust Survey 2021 de PwC.

En la actualidad, uno de los mecanismos más utilizados por los piratas informáticos es el phishing que, según datos del IV Informe Phishing and Fraud Report de F5 Labs, se ha incrementado a nivel global un 220% con respecto al promedio anual. Se trata de una práctica que va en aumento y consiste en envíos masivos de correos electrónicos suplantando la identidad de organizaciones e instituciones públicas, en los que los estafadores usan la crisis del coronavirus como cebo.

“Los ciberdelincuentes se aprovechan activamente de tiempos inciertos como los que estamos viviendo con la pandemia. Los planes de emergencia y las medidas de digitalización, que tuvieron que implementarse casi de la noche a la mañana, han creado numerosas lagunas en la seguridad informática de las empresas”, afirma Adrià Baqués, General Manager de Ironhack. “Esto explica que la demanda de expertos cualificados en ciberseguridad se haya disparado en los últimos meses. Las conclusiones de nuestro estudio no hacen más que subrayar la necesidad urgente de expertos en ciberseguridad en España”.