Es uno de los veteranos del sector. Tras siete años en el cargo, Petisco, premio a la personalidad del año otorgado por esta revista, no sólo ha sabido afrontar los retos autoimpuestos por la multinacional norteamericana sino que ha sabido hacerlo en un entrono altamente competitivo y muy afectado por la crisis económica. Como el mismo asegura, los siguientes retos de la compañía pasan sobre todo por Cloud, Movilidad, BYOD, Vídeo, Big Data, Seguridad e IoT.

Premio BYTE TI a la personalidad del año, ¿qué porcentaje del premio corresponde a su equipo?

Sin duda, la mayor parte del premio se debe al equipo humano de Cisco porque, sin él, Cisco España no hubiera alcanzado su situación actual. Cisco es una compañía donde el trabajo en equipo y la colaboración son fundamentales.

Lleva casi siete años como máximo referente de la filial de Cisco en España. ¿Sigue encontrando retos tras todo este tiempo?

Sí, continuamente, y eso es lo fascinante de mi trabajo. Cisco se caracteriza por adelantarse a las transiciones de mercado, proporcionando la tecnología necesaria para que las empresas y la sociedad puedan mejorar y avanzar. Cada una de esas transiciones -como el salto a la voz IP, la colaboración mediante vídeo o el Internet of Everything- suponen un gran reto.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta a corto plazo?

Seguir ayudando a empresas y Administraciones a adoptar las transiciones tecnológicas más importantes como Cloud, Movilidad, BYOD, Vídeo, Big Data, Seguridad e Internet of Everything. Son las organizaciones más pequeñas las que presentan una situación más desfavorable y Cisco cuenta con Cisco Capital para ayudarles en la adopción de tecnología, de modo que puedan innovar y seguir avanzando.

Es extraño encontrar en el sector un director general que aguante tanto tiempo en el cargo, en un entorno de crisis permanente y con una competencia feroz, señal de que su labor es reconocida a nivel interno. ¿Qué ha sido lo más difícil en este tiempo?, ¿la crisis o la competencia?

La crisis. Aunque en Cisco pudimos minimizar su impacto mediante una reorganización previa y ahorrando costes en viajes mediante nuestras tecnologías de Colaboración, la crisis ha provocado que el presupuesto del Estado destinado al programa de I+D en el sector concreto de la Sociedad de la Información pasase de los 859 millones de euros destinados en 2012 a los 686 millones consignados para 2013 (caída del 20 por ciento).

Uno de los retos más importantes a los que se ha enfrentado desde que accedió al cargo es la estrategia UCS. Una estrategia que muchos pensaban equivocada pero que con el tiempo se ha visto totalmente acertada. ¿Qué ha aportado Cisco? ¿Por dónde irán las nuevas iniciativas?

La plataforma Cisco UCS ha transformado los centros de datos, facilitando la unificación en un mismo sistema de componentes antes aislados (computación, redes, acceso al almacenamiento y virtualización). Es una simplificación radical que además aporta una gran agilidad a los negocios y, en tan solo cinco años, Cisco ostenta la segunda posición a nivel mundial y en España en servidores blade x86, según IDC. La próxima innovación es ACI (Application Centric Infraestructure), un modelo que permite a la red ser consciente de las necesidades de las aplicaciones para optimizar su rendimiento.

Smart Cities e Internet de las cosas, parecen las dos piedras angulares de Cisco para los próximos años, ¿por qué esta apuesta tan firme?

El Internet of Everything (IoE) como lo denominamos en Cisco es la tercera revolución industrial porque va a cambiarlo todo, mejorando los procesos productivos de las organizaciones y generando enormes oportunidades de progreso para los países y la sociedad. Las smart cities ya están aplicando el IoE utilizando las redes de objetos conectados para ahorrar electricidad mediante iluminación inteligente, aprovechar el agua de lluvia o avisar a los conductores de las plazas de parking libres, avances en los que Barcelona es pionera pero que estamos aplicando en ciudades de todo el mundo.

>