Ivanti ha presentado “Verano de la Seguridad”, una iniciativa que refuerza su compromiso con la seguridad de sus clientes, ante el creciente aumento y sofisticación de las ciberamenazas que tienen que afrontar empresas y administraciones de todo el mundo.

La compañía se compromete a adoptar un modelo colaborativo en materia de ciberseguridad y a ser capaz de responder a las cada vez más exigentes demandas en este campo, consecuencia de la creciente sofisticación de los ataques.

“Los hackers han mejorado sus ataques y la industria de la ciberseguridad tiene que estar a la altura. Ivanti mantiene su foco en proteger a sus clientes y mitigar las amenazas con la mayor rapidez posible”, afirma Daniel Spicer, vicepresidente de Seguridad, Ivanti.

Verano de la Seguridad

Verano de la Seguridad tiene lugar tras la orden ejecutiva, decretada por el presidente Biden, destinada a mejorar y poner en valor la importancia de la ciberseguridad. La orden tiene como objetivo mejorar la colaboración y el intercambio de información entre el gobierno federal y el sector privado.

En este sentido, la compañía ha hecho público un reciente anuncio con el nombramiento de Daniel Spicer como nuevo vicepresidente de Seguridad, con la misión mejorar la infraestructura general de ciberseguridad.

A largo plazo, Ivanti tiene previsto aumentar su plantilla para reforzar el tamaño y sofisticación de sus equipos, asociándose con proveedores expertos en ciberseguridad para ampliar el alcance de su plataforma Ivanti Neurons.

Este es el “Verano de Seguridad” que propone Ivanti

También seguirán colaborando con los líderes del sector, incluidos el gobierno federal y el sector privado, con el fin de desarrollar normativas sobre cómo la industria debe abordar la seguridad.

Zero Trust

Según un reciente estudio global, un 58 % de los encuestados reconoció que sus empresas habían sufrido un ataque de ransomware en el último año, de las cuales una mayoría (53 %) tardó entre una y cuatro semanas en recuperarse.

Para afrontar estas crecientes amenazas, el lugar de trabajo “en cualquier parte” exige seguridad, también, en todas partes. La seguridad de “confianza cero” (Zero Trust) permite a las organizaciones disponer de una red más fuerte e impenetrable.

La verificación incluye, entre otras cosas, una robusta autenticación de los usuarios, la comprobación de la postura de los dispositivos y la microsegmentación de las redes.