Zero Trust es una de las grandes estrategias que están implementando las empresas en sus iniciativas de ciberseguridad. El modelo Zero Trust se basa en no confiar en nada ni en nadie para de esta forma impedir el acceso a los datos del malware.

Como siempre, Alberto López explica en su vídeo de esta semana en qué consiste este modelo de ciberseguridad y qué ventajas proporciona.