SpyCloud ha anunciado hoy un acuerdo con DotForce para prevenir y combatir la ciberseguridad de cuentas o account takeover a empresas y administraciones públicas, a través de la investigación consultiva y un informe sobre la exposición a robos de cuentas, incluyendo las de los altos ejecutivos.

Las herramientas de prevención de ATO son más sólidas que los sistemas habituales de monitorización en la Dark Web pues se basan en escaneado y scraping web para recopilar datos sobre brechas de seguridad. Mientras que, las habilidades de inteligencia humana facilitan a las organizaciones acceso a datos robados en las primeras etapas del ciclo de vida de las brechas de seguridad.

«SpyCloud tiene la base de datos de brechas de seguridad más completa del mundo, lo que les convierte en el mejor socio para luchar contra el robo de cuentas. Estos ataques pueden golpear a cualquier organización en cualquier momento y su resolución supone un coste extremadamente alto y requiere mucho tiempo de tedioso trabajo. Con SpyCloud como nuestro socio, podremos ayudar a las organizaciones a minimizar el daño causado por el ATO”, afirma Zane Ryan, CEO de DotForce.

Acuerdo sobre ciberseguridad de SpyCloud y DotForc

Los cibercriminales utilizan cuentas robadas para perpetrar fraudes, robar propiedad intelectual y dañar reputaciones. Esta modalidad es muy sencilla dada la habitual práctica de utilizar contraseñas débiles y reutilizarlas total o parcialmente.Entre estos robos, los más beneficiosos son los provenientes del robo de cuentas de ejecutivos top o cualquier persona con alto poder adquisitivo, eludiendo la autenticación de múltiples factores a través de ataques de Phishing, ingeniería social o SIM-Swapping. 

Las herramientas de ciberseguridad de ATO de SpyCloud son más sólidas que los sistemas habituales de monitorización en la Dark Web

Los ataques, que pueden durar incluso varios años, suponen un coste en ciberseguridad de más de 17,2 miles de millones de dólares al año para las organizaciones, a lo que habría que sumar el coste que supone a los consumidores recuperar el dinero robado y reclamar los fraudes sufridos en sus tarjetas de crédito.

«Los robos de cuentas ocurren en cualquier sitio, los cibercriminales van allí donde el dinero y los datos están, sin importar el país en el que se encuentren. Nos sentimos honrados de asociarnos con DotForce para ayudar a los negocios del sur de Europa a protegerse de forma proactiva”, concluye Neill Cooper, Director de Ventas EMEA en SpyCloud.