trabajo híbrido

Con el fin de la pandemia y la vuelta progresiva a la normalidad, la instauración de los entornos híbridos presentan una importante desconexión entre empleados y empresas en lo que respecta a las preocupaciones sobre la conciliación de la vida laboral y familiar.

Sobre este tema, Mitel ha realizado un estudio sobre comunicaciones empresariales junto con Techaisle, el cual ofrece información sobre las dificultades que tienen las organizaciones que desean modernizar sus comunicaciones para apoyar el trabajo híbrido.

“Las complejidades de la elección y el despliegue, las incertidumbres económicas y la necesidad de adaptarse rápidamente a las condiciones en constante cambio, presentan enormes desafíos para las organizaciones que buscan modernizarse e igualmente enormes oportunidades para que los proveedores de comunicaciones unificadas apoyen a sus clientes en ese proceso”, explica Anurag Agrawal, fundador y analista jefe global de Techaisle.

 

Este estudio  encontró varios puntos comunes críticos que se dan en todos los sectores:

  • Las organizaciones quieren actualizarse a través de soluciones de comunicaciones unificadas cómodas y flexibles. A pesar del apoyo inicial a unas prácticas y herramientas de trabajo híbridas y homogéneas, un abrumador 84 % de las organizaciones reconoce su importancia y cree que las comunicaciones modernas son críticas para el éxito de la empresa. Sin embargo, las organizaciones no quieren una solución cualquiera. El 69 % de las encuestadas quiere invertir en tecnología de comunicaciones y colaboración polivalente en lugar de en dispositivos dedicados a un solo uso, lo que refuerza de forma efectiva el valor de las modernas plataformas de comunicaciones unificadas (UC). Según los encuestados, unas soluciones de comunicaciones unificadas adecuadas proporcionan flexibilidad, incluyen una gran variedad de funcionalidades y se integran bien con otras soluciones tecnológicas, como las suites ofimáticas, las de gestión de proyectos y las soluciones de CRM, lo que las hace idóneas para un entorno de trabajo híbrido.Las organizaciones también quieren disponer de formas sencillas de adquirir soluciones modernas de comunicaciones unificadas. En lo que respecta a las comunicaciones unificadas on-premise, el 40 % de las organizaciones prefiere invertir en soluciones de comunicaciones unificadas como gasto de capital (CapEx), mientras que el 33 % prefiere un modelo de gasto operativo (OpEx). Los proveedores de CU que ofrecen modelos de compra flexibles, incluidos los servicios por suscripción, están mejor posicionados para atraer a las organizaciones que desean modernizar sus comunicaciones.

El estudio revela la necesidad de que las organizaciones modernicen sus comunicaciones empresariales para respaldar la rápida implantación del trabajo híbrido

  • Necesidad de reducir la brecha entre empresa y empleado priorizando la salud mental y el bienestar. Mientras la conocida como “gran dimisión” continúa produciéndose, el 51 % de los empleados expresaron su preocupación por los conflictos entre el trabajo y la vida privada, en comparación con sólo el 23 % de los empresarios. Además, el 34 % de los empleados citó su preocupación por la soledad al trabajar a distancia, mientras que el 27 % de los empleadores expresó la misma preocupación. Y aunque el 50 % de las organizaciones informaron de que tienen un proceso de evaluación y retroalimentación continua para recoger las opiniones de los empleados, el 26 % todavía no tiene ningún mecanismo en marcha. Aunque todavía hay mucho más que explorar para cerrar esta brecha entre las percepciones de los empleados y de los empleadores, el estudio de Techaisle sugiere que el incremento de las inversiones en soluciones modernas de comunicaciones unificadas puede ser un catalizador para un trabajo más eficiente y conexiones fluidas entre empleados, empresas y compañeros de trabajo y ayudar a aliviar el estrés y fomentar el compromiso.

 

 

 

>