Telecomunicaciones

El sector de las telecomunicaciones en España no presenta los datos soñados, y es que,  solo el 22 % de las operadoras ha completado su proceso de digitalización. Para ahondar en el tema, Praxedo ha realizado un informe sobre este sector, en el que se analizan aspectos como la regulación, la presión en precios y, por tanto en márgenes, o la atracción y retención del talento.

Considerada como una industria crítica, la heterogeneidad de las empresas que la forman  describe un panorama en el que, pese a los avances realizados en materia de digitalización, aún quedan muchas áreas y oportunidades de mejora.

“En Praxedo creemos firmemente que la tecnología puede transformar el trabajo de todas las empresas. Las soluciones de gestión de servicios de campo como Praxedo permiten profesionalizar el trabajo técnico, facilitando el día a día de los equipos y ofreciendo de esta manera un servicio de mayor calidad”, asegura Jaime Urquiza, Country Manager de Praxedo España.

Estado de la digitalización

Según se desprende del informe realizado, el 58% de las operadoras de telecomunicaciones de nuestro país reconoce que la trazabilidad de sus operaciones es mejorable. Una digitalización que, sin duda, aportará nuevas oportunidades de negocio, rentabilidad y competitividad a las empresas que forman parte de esta industria.

Así mismo, también destaca que sólo el 42,9 % de las empresas cuentan con una solución ERP y solo el 14% reconoce contar con algún tipo de solución para la planificación, asignación y procesamiento de las órdenes de trabajo.

Radiografía del sector de las telecomunicaciones en España: Solo el 22 % de las operadoras ha completado su proceso de digitalización

Esto pone de manifiesto una gestión realmente manual del trabajo diario y, en consecuencia, una falta de eficiencia en los procesos lo que, junto a los retos del sector, es un obstáculo para la competitividad de las empresas.

Telecomunicaciones en España

El sector de las telecomunicaciones en España está formado en estos momentos por 3.497 operadoras de telecomunicaciones y 12.863 instaladores. Entre todos ellos conviven empresas de miles de empleados, pero también un gran número de autónomos, lo que permite asegurar que el 80% del negocio lo realizan un 20% de las empresas.

La fuerte competencia en precios ha hecho que el sector viva continuos procesos de concentración. Algo que seguirá pasando en el futuro, en el que las empresas que cuenten con mayor grado de digitalización saldrán reforzadas.