samsung galaxy s22 samsung knox
Por Isabel López, responsable de soluciones y servicios B2B de Samsung España
Por Isabel López, responsable de soluciones y servicios B2B de Samsung España

La pandemia ha forzado la adquisición de nuevos dispositivos y herramientas que permitieran la continuidad operativa de los negocios. Sin embargo, tras una toma de decisiones precipitada por las circunstancias, muchas empresas se preguntan si están llevando a cabo la estrategia de seguridad correcta.

Los ataques de seguridad a los dispositivos corporativos son cada vez más diversos y complejos a medida que nuestro entorno de trabajo es digital y móvil. Actualmente, tanto grandes corporaciones como pymes se enfrentan a una gestión multidispositivo donde el enemigo puede presentarse a través de muchos formatos, desde mails o SMS de contactos conocidos hasta descargas involuntarias de software o clics involuntarios en páginas web que introduzcan un programa malicioso en el sistema. Además, es necesario destacar que los riesgos de seguridad empresariales son cada vez más sofisticados, ya que los ataques se centran en determinadas áreas específicas según la industria y teniendo en cuenta los propios clientes de cada sector.

Para los administradores de tecnología de las empresas ahora es mucho más difícil vigilar todas estas amenazas que, además, evolucionan constantemente. En los últimos años hemos visto un incremento del phishing, suplantación de identidad, los ataques de ransomware y los ataques de software espía, por nombrar algunos. Ante estas circunstancias, es crucial que los empleados tengan dispositivos seguros, desde portátiles hasta teléfonos inteligentes. Por eso es tan importante escoger un socio tecnológico que esté un paso por delante del resto, que innove constantemente para mitigar estas amenazas y que posea una estrategia de seguridad de vanguardia.

Los dispositivos Samsung Galaxy están protegidos por Samsung Knox, una plataforma de seguridad multicapa que protege los datos de los usuarios en diferentes áreas del dispositivo

Samsung incorpora la seguridad en cada etapa de su ciclo de vida: desde el desarrollo de software, el diseño del hardware, la integración, las pruebas y el control de calidad hasta la implementación; y ofrece un soporte a los usuarios con al menos cuatro años de actualizaciones de seguridad. Dicho esto, ya sea para clientes empresariales o usuarios particulares, siempre estamos buscando nuevas formas de mejorar la seguridad de nuestros productos y servicios, y cumplir con cualquier desafío, para ofrecer la experiencia más segura posible en todos los ámbitos.

Los dispositivos Samsung Galaxy están protegidos por Samsung Knox, una plataforma de seguridad multicapa que protege los datos de los usuarios en diferentes áreas del dispositivo, desde el chip hasta las aplicaciones que se están usando, en tiempo real. Los datos empresariales también están completamente encriptados para evitar cualquier tipo de brecha de seguridad. Por ejemplo, mantenemos la clave de cifrado y la contraseña de los usuarios en una memoria altamente segura del teléfono. Además, hemos añadido una capa adicional de seguridad para la serie Galaxy S21 y Galaxy Z Fold3, que separa por completo los datos más confidenciales de los usuarios, como sus contraseñas o datos biométricos, del sistema operativo; para evitar riesgos.

En definitiva, en un mundo hiperconectado como el actual, recomendamos a las empresas que analicen su estrategia de seguridad y que apuesten por socios que ofrezcan soluciones integrales y de vanguardia, así como soporte experto, para proteger su información de cualquier ataque en todo tipo de dispositivos.

Por Isabel López, responsable de soluciones y servicios B2B de Samsung España

>