ransomware

Los ataques de ransomware no se detienen, y es que, a pesar de la implementación por parte de las empresas de múltiples soluciones de ciberseguridad, se estima que en los últimos meses, un 24% de empresas han sido víctimas de un ataque de este tipo.

Así lo destaca el informe de Hornetsecurity, donde destaca la falta de conocimiento sobre la seguridad disponible para las empresas. Además de que, un 25% de los expertos de IT no saben o no creen que los programas de Microsoft 365 puedan verse afectados por un ataque de ransomware.

“Los ataques a las empresas están aumentando y existe una sorprendente falta de conciencia y preparación por parte de los profesionales de IT. Nuestra encuesta muestra que muchos miembros de la comunidad IT tienen una falsa sensación de seguridad”, comenta Daniel Hofmann, CEO de Hornetsecurity.

Microsoft 365 

El Informe de 2022 destaca la falta de conocimiento sobre la seguridad disponible para las empresas. Una cuarta parte (25%) de los expertos de IT no saben o no creen que los programas de Microsoft 365 puedan verse afectados por un ataque de ransomware.

Es igualmente preocupante que el 40 % de los profesionales de IT que usan Microsoft 365 en su organización, admitan que no tienen un plan de recuperación en caso de que sus datos de Microsoft 365 se vieran comprometidos por un ataque de ransomware.

Falta de preparación

Las respuestas de la industria muestran una falta generalizada de preparación por parte de los profesionales y de las empresas de IT. Se revela un aumento de las empresas que no cuentan con un plan de recuperación ante desastres si sucumben a la creciente amenaza de un ciberataque.

Hornetsecurity revela que una cuarta parte de estos no sabe o no creen que los datos de Microsoft 365 puedan verse afectados por ransomware

En 2021, el 16 % de los encuestados informaron que no tenían un plan de recuperación ante desastres. En 2022, esta cifra crece hasta el 19 %, a pesar del aumento de los ataques.

La encuesta también muestra que más de una de cada cinco empresas (21%) que fueron atacadas pagaron el rescate o perdieron datos. Los piratas informáticos siguen estando motivados a realizar este tipo de ataques de ransomware, ya que la posibilidad de llegar a recibir dinero por los datos robados es bastante alta: el 7% de los profesionales de IT afirman que su organización fue atacada y pagaron el rescate, mientras que el 14% admitió que perdió datos en un ataque.