Optimizar los recursos de las empresas

Con la actual situación económica, las empresas quieren y deben optimizar sus recursos, a través de la reducción de gastos, que no siempre son evidentes, y así poder mantener el negocio abierto y aumentar los niveles de confianza con los inversores.

Para profundizar en este tema, Expense Reduction Analysts (ERA), ha presentado un análisis con las 5 maneras de optimizar los recursos de la empresa y aumentar su liquidez, respondiendo a la pregunta: ¿Dónde debemos mirar si queremos ahorrar?.

“La reducción de costes es un problema al que muchas empresas no prestan atención pese a que es una de las mejores soluciones para disponer de liquidez y aliviar las cuentas de la empresa para poder tener dinero para emprender otros proyectos”, analiza Fernando Vázquez, socio consultor y co-Area developer en Expense Reduction Analysts.

5 formas de optimizar los recursos de la empresa

Estas son las 5 medidas a tener en cuenta para evitar posibles “fugas” de dinero dentro de las empresas:

  • Invertir en la modernización del consumo de energía: se puede ahorrar entre un 20 y un 50% en esta importante partida. Tanto en lo que se refiere al precio/proveedor de energía como a una mejora para controlar mejor nuestro consumo o incluso la instalación de paneles solares autosuficientes, la energía es un área en la que el ahorro potencial merece la pena analizar

Estos son los 5 consejos de ERA, para optimizar los recursos de la empresa y aumentar su liquidez

  • Revisión de proveedores: es importante valorar tanto precio como calidad y relación con todos los proveedores. En muchas ocasiones se establecen relaciones a largo plazo y no se hace el ejercicio de evaluar y buscar alternativas interesantes, o renegociar condiciones con los existentes. Lo importante es que la empresa haga una búsqueda intensa y no se dé por vencida hasta que encuentre al proveedor ideal o mejore la relación comercial con los que ya cuenta
  • Externalizar costes fijos no esenciales: aquí se pueden encontrar algunos como los de oficina, flota, servicios informáticos, etc. Si no son totalmente esenciales, vale la pena valorar opciones como el renting y leasing frente a inversiones de compra
  • Costes de transporte y logística: es una partida que tiene muchos gastos “ocultos”. Por ejemplo, los costes de devolución de un producto, las reclamaciones, las entregas con retraso…Todos ellos se pueden evitar con un control de mercancías eficiente y así aligerar la parte empresarial de los costes. Estos pequeños ejemplos se pueden extrapolar a todas las áreas, según ERA, ya que siempre se puede ahorrar en los costes. De hecho, ellos prometen un ahorro de entre 100 mil y 150 mil euros por cada millón gastado en compras.
  • Costes de seguros: muchas compañías tienen un valor asegurado superior al del valor real de los activos que tienen asegurados. Los seguros sociales suelen ser un sobrecoste que las empresas no analizan debidamente y que se puede reclamar para conseguir liquidez inmediata. Lo ideal aquí es hacer un estudio de qué necesitamos asegurar realmente, qué valor tiene y comparar entre las diferentes ofertas de las aseguradoras para conseguir el mejor precio.