nube

Factores como planes de precios poco flexibles, herramientas de gestión que no ofrecen el nivel de control necesario y datos que no se almacenan donde deberían, supone un aumento del gasto en la nube de un 25%.

Así se destaca en el informe de Couchbase‘Evolución de la nube’, donde se revela que una compañía en España de media gasta más de 25M€ al año en servicios en la nube, esto supondría que dichas empresas podrían ahorrarse más de 5,1m o destinarlos a otra cosa si las empresas y los proveedores de la nube resolvieran todos los retos.

“No se puede negar el impacto de la nube en las grandes empresas, ya que les otorga una mayor escalabilidad y agilidad. De igual forma, a las pequeñas empresas les da un acceso a servicios y aplicaciones que nunca podrían implementar internamente”, afirma Esaú Alonso, Country Manager de Couchbase para España y Portugal.

Gasto en la nube 

La encuesta ha revelado que los servicios en la nube no están cumpliendo las expectativas, e incluso, están sumando complicaciones además de costes. De hecho, el 46% de las compañías españolas aseguraron que las decisiones tomadas en el pasado sobre la nube habían dificultado los proyectos de transformación digital en 2021, y para un 45% les había resultado más costoso.

En concreto, entre los factores que las compañías consideran que aumenta el gasto en la nube se encuentran:

  • la necesidad de mejorar la seguridad y el cumplimiento de las normas
  • la falta de información sobre el gasto de las compañías y fórmulas para optimizar costes
  • la dependencia de un proveedor
  • los planes de precios pocos flexibles
  • el hecho de que los datos no se almacenen en el lugar necesario para cumplir con los requisitos normativos o de rendimiento

El 42% de las empresas españolas afirman que los servicios en la nube adoptados en los últimos 3 años no han cumplido las expectativas

Transición de la infraestructura 

En España, el 47% de las empresas han tenido que reducir su interés en la transformación digital de su negocio debido a los retos que plantea los servicios en la nube, mientras que el 46% ha elegido servicios en la nube que no ofrecen la posibilidad de escalar el negocio para satisfacer la demanda.

Pese a todo ello,el 95% de los encuestados a nivel global afirma que el aumento del movimiento de la infraestructura a la nube es inevitable.

A todo esto, se suma el aumento del gasto en la nube. Así, las compañías quieren que el 58% de su gasto en TI se invierta en la nube pública para 2025, mientras que en España actualmente está al 46%, cerca de alcanzar el objetivo.

>