Próximos eventos

Adaptando Cloud con Ciberseguridad, 7 de marzo (evento presencial)

Los diez mandamientos para que no tomen en vano tus creaciones

Safe Creative, empresa líder en el registro de la propiedad intelectual online, ha diseñado un decálogo de recomendaciones para los internautas sobre cómo actuar ante el plagio, o uso ilícito de contenidos, previamente registrados por su creador.
1.-Guarda ordenadamente las obras: siempre que se genere un contenido inédito conviene guardarlo de forma organizada en el ordenador personal. De este modo, si resulta necesario recurrir al documento original, será más sencillo y rápido localizarlo, lo que también permitirá verificar su fecha de creación y última modificación.
2.-Registra siempre las obras: para demostrar que un usuario es realmente el creador de un contenido, lo más eficaz y seguro es que éste ya haya registrado la propiedad intelectual de su creación. A tal fin, Safe Creative certifica de manera automática a quién corresponden los derechos de autor y, además, se establece una licencia que determina el tipo de uso que otro internauta puede realizar de la obra, según los intereses que su creador haya configurado.
3.- Consulta con un abogado: consultar con un abogado experto en propiedad intelectual, es la mejor garantía para que una querella por los derechos de creación de una obra proceda con éxito, de forma rápida y sencilla. Existen muchas acciones a considerar para que se reconozca la autoría de la obra, pero es clave mantener la serenidad y planificar las posibles iniciativas a poner en marcha.
4.- Evalúa la situación: antes de establecer cualquier comunicación o emprender alguna acción, conviene definir con objetividad la magnitud del plagio, qué resultados se desean obtener y hasta dónde se pretende llegar con la reclamación para dar una respuesta proporcional al tipo de plagio detectado. Así, existen diferencias entre que un blogger tome un párrafo de un texto ajeno sin reseñar los créditos, a que una editorial tome como propia una obra presuntamente plagiada. Según la dimensión de la situación y los intereses del creador, se deberá proceder de una u otra manera.
5.- Solución amistosa: la mayoría de los casos de plagios y usos ilícitos se dan por alguna confusión o error no malintencionado, como el desconocimiento que viene de la percepción de que lo que está en Internet es gratis. Este tipo de malentendido se puede solucionar rápidamente con una aproximación amistosa vía correo electrónico en el que se solicite la retirada de la obra. Con esta iniciativa también se puede solicitar que se acredite correctamente el contenido de la creación, o que se respete la licencia Creative Commons. Si pese a dicho acercamiento no se respetan los derechos de autor existen procedimientos previos a iniciativas legales que faciliten una conciliación entre el autor y el presunto infractor.
6.- Guarda las conversaciones: conviene conservar un resguardo de todas las comunicaciones que se hayan establecido con el plagiador, indistintamente de que éste haya contestado o no.
7.- Recaba las pruebas de autoría: a tal fin, Safe Creative permite la creación y descarga de un certificado que vincula la obra creada con su autor en el mismo momento en que ésta se genera.
8.- Asegura la prueba del presunto uso ilícito: este procedimiento lo realiza el abogado ante un notario, presentando las pruebas de los derechos de autoría de la obra y su correspondiente uso ilícito.
9.- Envía una carta de incidencia (cease and desist): el registro de Safe Creative permite enviar desde su página web una carta solicitando el cese del uso ilícito del contenido plagiado. Para realizar esta acción sólo se necesita la dirección de correo electrónico de la persona que presuntamente usa ilícitamente un contenido registrado. Así, la plataforma de Safe Creative, una vez rellenados los campos de la carta procede a su envío automático, de tal modo que el usuario puede hacer seguimiento de la incidencia y comprobar si se ha accedido a su solicitud de reconocimiento de autoría.
10.- Emprender acciones legales. Si el envío de la incidencia no hace cambiar de actitud al presunto plagiador, se pueden emprender acciones legales bajo la tutela y supervisión de un abogado experto en Propiedad Intelectual.
Mario Pena, Coordinador de Comunidad y Negocios de Safe Creative, destaca: “cuando un internauta descubre que alguien le ha plagiado en la red, parcial o totalmente, alguna de sus creaciones, lo primero y más importante es mantener la serenidad y evitar actuar impulsivamente, así como proceder con fundamento para exigir el reconocimiento y el respeto por los créditos del contenido. Sin embargo, llegado el momento no siempre se sabe con exactitud qué pasos se deben seguir para que el conflicto llegue a buen fin por eso hemos elaborado este decálogo con el que aclarar conceptos y formas de actuar que pensamos pueden resultar de interés para internautas en general y autores en particular”.

Deja un comentario

Scroll al inicio