Chromebook2 educacion

En marzo de 2020, el sistema educativo atravesó uno de sus más grandes desafíos: ofrecer una educación 100% digital. Un reto que obligó a instituciones públicas y privadas, profesores y alumnos a migrar forzadamente a una modalidad que muy pocos habían experimentado hasta entonces. Una situación inusual que se pudo afrontar gracias a la competencia digital de nuestros docentes y aquellos centros que contaban con las herramientas tecnológicas adecuadas para la formación a distancia.

Desde ese momento, todos nos dimos cuenta de que la tecnología ha transformado el mundo y, de la misma forma, a la educación. Ahora, hablar de educación también es hablar de tecnología, porque ambas juegan un papel fundamental en la etapa educativa de los niños. Es decir, ha pasado de ser un elemento opcional, a convertirse en una herramienta relevante y complementaria a los procesos de aprendizaje.

En esa misma línea, y, con vistas al futuro, Samsung, desde sus orígenes, ha estado comprometido en mejorar la sociedad rompiendo barreras a través de la tecnología. Un propósito que le ha llevado a desarrollar tecnología diseñada para responder a las necesidades de las personas, a su estilo de vida y a su entorno para ayudar a hacer las cosas mejores y más sencillas.

Hablar de educación también es hablar de tecnología, porque ambas juegan un papel fundamental en la etapa educativa de los niños

Es así como en España, Samsung lanzó su estrategia “Tecnología con Propósito”, que celebra este 2022 su 10º aniversario, con la que ha contribuido a asegurar competencias TIC de las generaciones futuras con el objetivo de crear nuevos caminos para el aprendizaje a través de la tecnología y la innovación, favoreciendo un acceso igualitario y con las mismas oportunidades de desarrollo para mejorar la formación de la sociedad del futuro.

Para aquellos profesores y alumnos con un nivel de competencia digital avanzado, cuyos dispositivos actuales no le siguen el ritmo, en términos de batería, procesador y multitarea, Samsung ha lanzado Galaxy Chromebook 2. Pero, no solo basta la innovación si queremos dar pasos hacia delante, sino también una comunidad educativa que impulse y exija el desarrollo y la integración de nuevas herramientas tecnológicas que contribuyan a dinamizar el aprendizaje del día a día del aula, así como buscar nuevas experiencias que permitan ganar protagonismo al alumnado en el proceso de aprendizaje.

Como compañía del sector tecnológico tenemos que seguir cabalmente nuestro compromiso con la sociedad poniendo a disposición de la comunidad educativa nuestras últimas innovaciones para mejorar la educación. Hoy, se necesitan dispositivos seguros, escalables, actualizables, que faciliten la multitarea, la conectividad y sean duraderos en términos de batería y longevidad; unas premisas clave para poder seleccionar el dispositivo idóneo para encontrar la herramienta perfecta para clase.

El desarrollo de competencias para hacer uso de las TIC seguirá avanzando, somos una sociedad más digital y cada vez exigimos más a nuestros dispositivos para ganar en eficiencia en nuestras tareas diarias. La educación no tiene que ser ajena a este cambio y debe tener a su disposición alternativas que favorezcan nuevos entornos de aprendizaje y nuevas experiencias para el aula.

Por Diego Granja,

Manager de Negocio de Educación en Samsung Electronics Iberia

>