Hoteles en verano
El sector hotelero se está recuperando en este 2022, y es que, las previsiones indican que este año en España se registrará un crecimiento del 70% con respecto al año pasado.
En relación a estos datos, CM.com ha identificado 8 tendencias que marcarán este verano de 2022.
“La digitalización está llegando a pasos agigantados a todos los sectores, y el hotelero no iba a ser menos. Una de las claves más importantes que van a conseguir diferenciar a los mejores es la experiencia de cliente que sean capaces de ofrecer”, señala Pablo de Mier, Country Manager de España de CM.com.

8 tendencias sector hotelero

Este 2022 el sector hotelero español registrará un crecimiento del 70% con respecto al año pasado. Estas son las 8 tendencias:

  • Turismo de proximidad: Tras la pandemia, muchos países reabrieron sus fronteras de forma paulatina. Sin embargo, los cambios constantes en las restricciones y el miedo ante el contagio de la enfermedad todavía siguen frenando el turismo internacional. En 2021, el turismo nacional tuvo un auge en España que superó los récords previos a la pandemia. En este 2022, los turistas españoles indican que harán entre dos y tres viajes, siendo los destinos nacionales los más populares.
  • Experiencias únicas y locales: Los turistas de hoy en día buscan nuevas experiencias que sean únicas y locales. Tras vivir las limitaciones de la pandemia, las personas ahora quieren aprovechar cada momento al máximo. Para llegar al cliente, tener una buena presencia online es fundamental, así como establecer suficientes canales de comunicación para resolver posibles dudas.

Cómo se están transformando los hoteles en este verano

  • Seguridad e higiene: A pesar de que se han eliminado la mayoría de las restricciones impuestas para evitar la transmisión del virus, la higiene continúa siendo una prioridad en el sector hotelero. Aún no se ha recuperado el sentimiento de comodidad y relajación de antes de la pandemia, por lo que es importante tener presente qué medidas de higiene se adoptan a fin de mantener satisfechos a los huéspedes.
  • Check-in móvil: Casi la mitad de los huéspedes indican que el factor tecnología es determinante para recomendar un establecimiento, y una función que les puede hacer su viaje más sencillo es hacer el check-in y check-out mediante el móvil. Los viajeros de hoy en día recurren a sus dispositivos para hacer el check-in de vuelos, pedir un taxi o reservar una mesa en sus restaurantes favoritos. Esta misma comodidad la buscan al hacer el check-in en los hoteles. En lugar de hacer cola en la recepción, los huéspedes quieren ir directamente a su habitación mediante un proceso sencillo.
  • Sostenibilidad: Los viajeros y huéspedes se preocupan cada vez más por los problemas medioambientales y quieren saber si las empresas cuyos productos o servicios adquieren, actúan de manera ética. Cada vez más buscan cómo pasar las vacaciones de la manera más sostenible posible.
  • Personalización: Los viajeros de hoy en día exigen experiencias de viaje más personalizadas. El gasto ha aumentado un 18 % y la demanda de paquetes personalizados y exclusivos se ha disparado un 88 % con respecto a 2019. A la hora de la atención al cliente, quieren un enfoque cada vez más personal, quieren recibir un trato personal y no uno anónimo o general.
  • Chatbots: Los chatbots constituyen una de las tendencias del sector hotelero más importantes en cuanto a la atención al cliente y pueden ser especialmente útiles para responder rápidamente a posibles preguntas, incluso cuando los agentes humanos no están disponibles. Pueden resolver problemas al primer contacto y recopilar información para transmitírsela a un operador si fuera necesario. Gracias a ellos, los huéspedes reciben una buena experiencia de cliente y, además, permiten que las empresas se ahorren costes de atención al cliente al acelerar el tiempo de respuesta, reducir la carga de los agentes para que se centren en cuestiones más exigentes y responder hasta el 80 % de las preguntas rutinarias.
  • Llave digital: Las tarjetas físicas se han sustituido por tarjetas digitales en el móvil para facilitar la llegada y reducir las pérdidas de llaves. Ahora los huéspedes pueden utilizar la llave digital mediante sus smartphones para acceder a su habitación sin depender de una llave física.
>