El 82% de las empresas españolas explora ya el uso de IA

Para las empresas industriales, la pandemia y el déficit de suministro de materias primas e insumos sin precedentes originaron una vulnerabilidad en la cadena de suministro a nivel mundial, por lo que las perspectivas de recuperación económica se tornaron inciertas.

A pesar de ello, esto parece haber cambiado. Las proyecciones en muchas industrias clave indican que ya se ha iniciado una tendencia a acelerar su crecimiento. Aun así, hay margen de mejora. Así lo explora Accenture, en su investigación  “Acelerando el sector industrial”, sobre las diferentes actividades de las empresas industriales, englobadas en seis “prácticas de crecimiento”.

“En general, las conclusiones del reciente informe de Accenture “Acelerando el sector industrial”, indican que las empresas industriales necesitan desarrollar estrategias de crecimiento que tengan una visión holística de los factores de crecimiento internos y externos”, explica Gustavo Samayoa , managing director de Industria y Movilidad de Accenture en España, Portugal e Israel.

6 prácticas de crecimiento para las Empresas Industriales Españolas

Las seis prácticas de crecimiento de la investigación han identificado cuatro grupos (Líderes, Aspirantes, Estándares y Rezagadas) según la clasificación y el desempeño en cada una de ellas:

  • Enfocar: La forma en que las empresas abordan desafíos y oportunidades significativos.
  • Dirigir: La manera en que las compañías equilibran y se ajustan a sus proyectos.
  • Crear: Cómo accionan las empresas el lanzamiento de nuevos productos y servicios inteligentes.
  • Liderar: en qué medida las organizaciones establecen una estrategia y objetivos claros.
  • Habilitar: Cómo gestionan los equipos empresariales el talento, la tecnología y los ecosistemas.
  • Ser: En qué medida las empresas fomentan una cultura que impulsa el crecimiento a través de las mentalidades, comportamientos y formas de trabajo favorables.

Teniendo en cuenta esta clasificación y el desempeño de las empresas industriales españolas, se pueden extraer las siguientes conclusiones:

  • Las empresas industriales españolas, por encima de la media en rentabilidad y crecimiento. El porcentaje de las empresas españolas ubicadas dentro del grupo de las ‘Líderes’ está un 50% por encima de la media global. Además, en los últimos cinco años, sus ingresos crecieron más rápido que en el resto de los países, incluso un 30 % más rápido que los ingresos de las empresas Líderes globales. En términos de rentabilidad, las empresas industriales españolas están por encima de las Aspirantes, alcanzando a las Líderes globales.

Las Empresas Industriales Españolas, líderes en acelerar su crecimiento

  • Las empresas industriales españolas lideran las prácticas de ‘Crear’, ‘Liderar’ y ‘Ser’, con puntos de mejora. En cuanto al conjunto de seis prácticas de crecimiento, las españolas están rindiendo por encima del nivel Estándar. Destacan en el desempeño de prácticas relacionadas con ‘Crear’, ‘Liderar’ y ‘Ser’. Aun así, queda espacio a la mejora en prácticas como escalar más ágilmente nuevas iniciativas y colaborar activamente con los clientes. Las empresas industriales españolas son mejores que la media de ‘Líderes’ global tomando decisiones de priorización para cumplir con sus objetivos de crecimiento, pero deben desarrollar una estrategia mucho más clara y saber comunicarla de manera más efectiva. Por último, deben alentar a sus profesionales a formarse y adaptar sus habilidades a las nuevas tecnologías, y deben mejorar la colaboración interna entre funciones y divisiones.
  • Peor nota en las prácticas de ‘Enfocar’, ‘Dirigir’ y ‘Habilitar’. Por último, las empresas industriales españolas tienen que mejorar en las prácticas relacionadas con ‘Enfocar’, ‘Dirigir’ y ‘Habilitar’ donde deben ponerse al día cuanto antes en mejorar su visión a largo plazo – puntúan la mitad que las Líderes globales (35 % vs. 70 %)- , y en la búsqueda clara de alianzas estratégicas (43 % vs. 56 %). Además, las empresas españolas van por detrás en cuanto a la asignación dinámica de inversiones en innovación (40 % vs. 56 %) y en el incentivo del crecimiento a largo plazo (40 % vs. 55%). Además, algo sumamente importante, deben volverse más atractivas para el talento si quieren llevar a cabo una innovación éxitosa, especialmente para ingenieros de software, TI y estrategia.

 

 

>