Sostenibilidad

La actual crisis energética ha provocado un aumento de los costes de la energía en toda Europa, lo que ha convertido la eficiencia energética en la prioridad número uno para los CIO y los proveedores de centros de datos.

Para profundizar en esto, Nutanix ha presentado un informe para ayudar a los responsables de la toma de decisiones empresariales no sólo a minimizar los costes energéticos, sino a reducir radicalmente la huella de carbono de sus centros de datos.

“Los centros de datos y las infraestructuras digitales en su conjunto representan una parte sustancial del consumo de energía en todo el mundo, con una considerable huella de carbono”, según Sammy Zoghlami, SVP de Nutanix EMEA.

Eficiencia energética

Acontecimientos como la COP27 han sensibilizado a las empresas sobre la necesidad de situar la sostenibilidad y la protección del medio ambiente en lo más alto de la agenda estratégica. Las principales conclusiones del informe de Nutanix incluyen:

  • La automatización, los sistemas de refrigeración, las energías renovables y la transformación de las arquitecturas tradicionales de 3 niveles hacia modelos de próxima generación -como las infraestructuras hiperconvergentes (HCI)- serán claves para reducir el consumo de energía de los centros de datos y su huella de carbono.
  • Se pueden conseguir beneficios medibles en toda una serie de organizaciones, desde hiperescalares, a proveedores de servicios gestionados, grandes empresas y pequeños negocios.
  • En comparación con las plataformas informáticas tradicionales de 3 niveles, las arquitecturas HCI de próxima generación podrían reducir el consumo de energía y la huella de carbono en aproximadamente un 27% al año.
  • En toda la región de EMEA, la transformación de la HCI tiene el potencial de reducir el consumo de energía en 56,7 TWh y reducir las emisiones en 14,2 millones de toneladas de CO²e durante el período 2022-2025.

Eficiencia energética, cómo reducir la huella de carbono en los centros de datos

  • Los centros de datos en modelo de “co-location” a gran escala (aquellos en los que los clientes pueden acceder a espacio, potencia, refrigeración y otros servicios de valor añadido), ofrecen un factor de PUE (eficacia del uso de la energía) mucho más bajo que las instalaciones tradicionales. El cambio a arquitecturas HCI podría aumentar el ahorro de energía hasta un 30-40%.
  • Estos centros de datos en “co-location” podrían proporcionar acceso a la energía renovable a través de acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPA) y así contribuir al objetivo de “neutralidad climática” sin tener que invertir en certificados de CO2.
  • Las empresas que planifiquen el paso a una arquitectura HCI dentro de sus propios centros de datos locales también deberían evaluar las tecnologías de refrigeración de próxima generación ante el incremento de precios de la energía.
  • El sector de los centros de datos ha aportado importantes mejoras de eficiencia energética en las últimas décadas y ahora es uno de los más avanzados en descarbonización. Sin embargo, la demanda de energía aumentará sustancialmente y dará lugar a grandes cantidades de emisiones de dióxido de carbono. Las tecnologías innovadoras, como la HCI, contribuyen a la eficiencia y al ahorro de costes energéticos.