unicef matematicas y programación sector educativo educacion community education

Acceder a Internet de forma segura es una de las principales preocupaciones que hoy en día poseen los centros de enseñanza para garantizar una correcta educación. En este contexto, los centros formativos SAFA (Escuelas Profesionales Sagrada Familia) y Fundación Loyola consideran de extrema importancia el control de acceso a Internet por parte de sus alumnos, profesores y personal auxiliar.

Necesidades de las Escuelas

Todos los centros de la Fundación Loyola, suman aproximadamente 8.925 alumnos y 900 profesionales entre docentes y no docentes, mientras que la Fundación SAFA tiene unos 20.000 alumnos y 1.500 profesionales entre profesores y otros, entre todos sus centros. Todos estos alumnos, junto al personal, hacen que aproximadamente 31.300 personas tengan que conectarse a Internet de forma segura diariamente.

La solución de SonicWall

Solución PR Networks Informática, S.C.A., empresa encargada del análisis, diseño de la red wifi y alámbrica y de la implantación del proyecto, optó por los firewalls de última generación y puntos de acceso SonicWall, desplegando soluciones NSA 3600, NSA 2650, TZ 600 y TZ 350 en todas las escuelas. Esta tecnología permite a los centros establecer (de forma unificada y por niveles educativos) un filtrado de contenidos de acceso a Internet y aplicaciones y crear las listas blancas y negras en función de las necesidades de cada nivel de enseñanza.

Acceder a Internet de forma segura es una de las principales preocupaciones que hoy en día poseen los centros de enseñanza para garantizar una correcta educación a distancia

Todos los centros trabajan con redes virtuales (VLAN) dentro de la red cableada o wifi y aplican distintas políticas de filtrado en función del nivel educativo y edad de los alumnos (VLAN-SSID). El teletrabajo para profesores y alumnos de Formación Profesional, forma parte del método de trabajo desde que se implantaron las VPN en los equipos SonicWall, pudiendo acceder a los servidores, equipos y recursos de la red del centro con total seguridad. Esto ha supuesto una gran ventaja en el confinamiento por el COVID-19, ya que no ha sido necesario implantar nuevos medios, sino simplemente seguir con lo que ya se hacía.

“Al ser centros concertados y no manejar grandes presupuestos, optamos por un acceso a Internet doméstico, colocando varios FTTH domésticos en todos los centros. Gracias a la tecnología SonicWall conseguimos balancear estas líneas, lo que supone un ahorro increíble de costes. Esto, unido al mes de licencia gratuito que nos ha brindado SonicWall debido a la crisis del COVID-19, ha supuesto un ahorro considerable a los centros, de lo cual estamos muy agradecidos” comenta Prudencio Ruiz, administrador y CEO de PR Nertwork Informática.