CrowdStrike ha presentado las principales conclusiones de CrowdStrike Falcon OverWatch, su informe anual sobre amenazas cibernéticas. Donde se destaca que, sólo en la primera mitad del 2020, los ataques de intrusión han superado en un 17% el número total de intrusiones llevadas a cabo durante 2019.

Estamos viviendo en un mundo completamente impredecible en todos los sectores, también en el de la ciberseguridad, en el que los ciberdelincuentes no han dejado de llevar a cabo ataques aprovechando el caos provocado por la COVID-19, demostrando claramente cómo las ciberamenazas están intrínsecamente relacionadas con fuerzas geopolíticas y económicas globales”, afirma Jennifer Ayers, vicepresidenta de OverWatch.

Principales conclusiones del informe CrowdStrike Falcon OverWatch 

Entre las conclusiones del informe de CrowdStrike Falcon OverWatch sobre la actividad de los cibercriminales durante la primera mitad de 2020 destacan:

  •  La actividad de intrusión hands-on keyboard durante la primera mitad de 2020 superó a toda la registrada durante el año 2019.
  • El cibercrimen continúa creciendo en volumen y alcance.
  • Los ataques dirigidos contra fabricantes crecen notablemente.
  • Los ciberdelincuentes chinos, contra las telcos. La industria de las telecomunicaciones sigue siendo un objetivo de los Gobiernos, especialmente en China.

CrowdStrike destaca que, sólo en la primera mitad del 2020, los ataques de intrusión han superado en un 17% el número total de intrusiones llevadas a cabo durante 2019

La innovación cibercriminal no cesará durante el resto del año

La telemetría basada en la nube de más de tres trillones de eventos semanales que afectan al endpoint unida al trabajo manual que se realiza sobre 140 grupos de ciberdelincuentes ofrece a OverWatch una capacidad inigualable para identificar rápidamente y detener las amenazas más avanzadas.

Para lo que queda de 2020, la compañía espera que los cibercriminales continúen su actividad, ya que estos grupos siguen innovando y madurando sus procesos para evitar las tecnologías de detección más avanzadas y maximizar su impacto.

Por ello, recomienda a las empresas contar con una solución que proteja a los trabajadores en remoto y propone una solución transformadora de lucha contra las amenazas que, combinada con los datos que recoge la plataforma Falcon, permite contar con una protección ligera, fácilmente desplegable, sin importar dónde se encuentre el usuario y creando un nuevo estándar de la seguridad para el endpoint.