Nube

Servicios periféricos como la conectividad, que permiten la conexión entre los servidores de la oficina y la cloud, son esenciales para sacarle todo el partido a la actividad en la nube. De ahí que El 65% del PIB global estará digitalizado para finales de este año.

En relación a ello, Gigas ha incorporado las ventajas inherentes de la nube como la flexibilidad, la seguridad y la eficiencia económica, a otro servicio “periférico” y esencial: la fibra flexible.

El innovador servicio de conectividad, inspirado en las características de las soluciones cloud, ha sido valorado por los analistas de la consultora IDC como una de las soluciones de telecomunicaciones que realmente aporta el valor y la competitividad que buscan las empresas y organizaciones en sus procesos de inversión en digitalización.

Conectividad y cloud

Infraestructuras y servicios digitales como los que ofrece Gigas han permitido el desarrollo del teletrabajo o trabajo híbrido, la continuidad de negocio y la trasformación digital, cuestiones que se han vuelto absolutamente imprescindibles. Los analistas de IDC advierten que el 65% del PIB global estará digitalizado para finales de 2022 y el 40% del gasto total en tecnología está relacionado con cloud.

El 40% del gasto empresarial en tecnología se invierte en cloud y conectividad

Esto es porque que en los próximos dos años más de la mitad de los líderes de TI y de negocios buscarán invertir en áreas clave de su infraestructura digital para apoyar y desarrollar modelos de trabajo híbridos, desde la confianza digital y la automatización, que permitan el trabajo a distancia sin problemas.

Es imprescindible contar con una estrategia resiliente de conectividad, más allá del acceso a la red, con automatización, análisis del movimiento de datos, eficiencia y experiencia. Por ello ya son un 32% las empresas que creen que los proveedores de servicios de cloud son su necesidad prioritaria en conectividad, por encima de otra tipología digital.