Penteo presenta su estudio de Ciberseguridad en España

Check Point ha analizado en el transcurso de una rueda de prensa virtual, la nueva realidad en la ciberseguridad del trabajo mixto que se ha implantado posterior al inicio de la pandemia Covid-19. Los encargados de analizar los principales riesgos y retos a los que se enfrentan las empresas con el trabajo presencial y a distancia han sido; Mario García, director general de Iberia, y Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

La nueva realidad de trabajo mixto que se acaba de instaurar es una situación muy diferente para las empresas, y es que, la etapa post pandemia viene marcada por una fase de adaptación al entorno que se ha generado. El encuentro comenzó con la intervención de Mario García, el cual hizo un repaso sobre la flexibilidad, la movilidad de los datos, los dispositivos y los empleados, en materia de ciberseguridad.

De cara a la “nueva normalidad”, las prioridades de las empresas no sólo deben centrarse en implementar las herramientas y métodos de trabajo que permitan mantener su negocio activo, sino que estos procesos deben ir acompañados de una estrategia de ciberseguridad consolidada, hiperescalable y enfocada en la accesibilidad y movilidad de los datos”, señala García.

Principales riesgos para la información corporativa en la nueva realidad de trabajo mixto

Por su parte, Eusebio Nieva, fue el encargado de abordar las claves a la hora de descentralizar el desempeño de la actividad profesional en múltiples ubicaciones en materia de protección de información corporativa. Pues, el 65% de las empresas bloqueaba el acceso a la información corporativa que se producía desde equipos que no trabajaban dentro de la VPN de la empresa. 

A pesar de ello, casi un 35% de estas no han llevado a cabo este tipo de tácticas de seguridad, por lo que dejaban la puerta abierta para que los cibercriminales pudiesen lanzar campañas de amenaza, entre los que destaca el phishing utilizando la pandemia del Covid-19 como gancho.

De ahí que la compañía advierta que un elevado numero ha sufrido amenazas a través de las vías de comunicación durante el último mes. Con el email como vector de ataque, lo que refleja que las bandejas de entrada de los mails corporativos unidos a la falta de formación y de conciencia de ciberseguridad de los empleados tienen un peso muy relevante dentro de esta ecuación.

Proteger los entornos cloud y los dispositivos móviles

Según datos de una encuesta de la compañía realizada a más de 270 profesionales del sector de la tecnología y seguridad en todo el mundo, de cara a la nueva normalidad el 79% de las compañías tiene como principal prioridad reforzar sus niveles de ciberseguridad y prevenir ciberataques. Y es que, el mayor desafío en materia de TI durante la pandemia ha sido la migración del flujo de trabajo habitual hacia el teletrabajo.

De cara a la “nueva normalidad”, las prioridades de las empresas deben ir acompañadas de una estrategia de ciberseguridad

Según el Informe de Seguridad 2020 de Check Point, el 67% de los equipos de seguridad se quejan de la falta de visibilidad de su infraestructura cloud, así como de la seguridad y cumplimiento de las normas. Además, entre las principales causas de la debilidad en términos de protección de la tecnología cloud se encuentran la mala configuración de los recursos. Por otra parte, tal y como se desprende del Cybersecurity Report 2020, casi el 30% de las empresas de todo el mundo sufrieron ciberataques en los que se comprometía la seguridad de los dispositivos móviles.

“En la actualidad, nos enfrentamos a la 5ª y 6ª generación de ciberamenazas, las más avanzadas de la historia, que destacan por ser multivectoriales, capaces de propagarse a gran escala. Es fundamental que las compañías entiendan que la superficie de ataque que los cibercriminales tienen disponible ha aumentado, por lo que contar con herramientas de ciberseguridad capaces de hiperescalar y ofrecer nuevas capas de protección para más dispositivos y puntos de conexión”, explica Eusebio Nieva.

Soluciones de ciberseguridad de Check Point 

El panorama actual no muestra unos datos muy buenos para las empresas en términos de seguridad. Y es que, solo un pequeño porcentaje (29%), ha implementado las herramientas necesarias para proteger los puntos finales de los equipos personales privados de sus empleados.

Para hacer frente a este reto, la compañía cuenta con una amplia gama de soluciones de seguridad que garantizan la mejor conectividad y seguridad para el teletrabajo, permitiendo a los empleados mantener la máxima productividad. Entre ellas se incluyen;

  • El software VPN de acceso remoto para la prevención de amenazas en puntos finales, la seguridad móvil y el espacio de teletrabajo seguro, con el objetivo de adoptar un enfoque práctico para la seguridad de los trabajadores desde cualquier lugar. 
  • Check Point SandBlast ofrece prevención total de amenazas contra los ataques de día cero con un nivel de bloqueo del 100%, incluso para amenazas desconocidas con cero falsos positivos.