centro de datos

El calor extremo está pasando factura a las operaciones e infraestructuras de los centros de datos, desde los cortes e interrupciones en los centros de datos del Reino Unido hasta la reducción de la producción en las centrales eléctricas de Francia, pasando por la preocupación por el uso del agua en las zonas afectadas por la sequía en todo el mundo.

Con el objetivo de mantener los sistemas refrigerados y ayudar a garantizar la disponibilidad del centro de datos, los expertos de Vertiv han dado a conocer una serie de recomendaciones inmediatas.

“Los clientes son cada vez más conscientes de los retos que conlleva el calor extremo. Nuestros equipos de servicio han demostrado ser inestimables a la hora de proporcionar la orientación y el apoyo necesarios no sólo para gestionar el impacto inmediato, sino para discutir con los clientes cómo pueden planificar con antelación para construir la resiliencia en el futuro”, explica Karsten Winther, presidente de Vertiv en Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

Centros de datos y olas de calor 

Estas son las recomendaciones para que los operadores de centros de datos puedan soportar las olas de calor globales:

  • Dependiendo de la carga de la sala de datos, mantener en funcionamiento tantas unidades como sea posible para reducir la carga de cada unidad de refrigeración. Normalmente, una organización haría funcionar todas las unidades redundantes, pero si la carga de TI no es del 100%, habría que hacer funcionar suficientes unidades para acercarse lo más posible a la unidad de refrigeración. Esto mantiene las presiones del refrigerante más bajas para que no haya riesgo de picos por alta presión con la elevada temperatura ambiente. También proporciona un punto de funcionamiento más eficiente.
  • Programar un plan de mantenimiento regular. Vertiv recomienda a sus clientes programar el mantenimiento preventivo trimestralmente. Para las unidades basadas en compresores (DX), Vertiv recomienda la limpieza trimestral o más frecuente de las bobinas del condensador. La falta de una limpieza adecuada y periódica de la bobina del condensador puede provocar una mayor reducción de la capacidad global de la unidad de refrigeración que la propia temperatura ambiente. Además, el mantenimiento adecuado del nivel de carga de refrigerante ayuda a que la capacidad de diseño y la eficiencia operativa funcionen sin problemas. Una carga de refrigerante demasiado baja o demasiado alta puede causar ineficiencias operativas.

Mantenimiento regular del sistema de refrigeración del centro de datos entre las recomendaciones a corto plazo

  • A medida que el planeta siga calentándose y la crisis climática se intensifique, los fenómenos de calor extremo serán aún más frecuentes. Las acciones a corto plazo tendrán que ir acompañadas de cambios sistémicos a más largo plazo en la industria.

Acciones a largo plazo 

Estas son otras buenas prácticas de acción a largo plazo y consejos de los expertos de la compañía:

  • Considerar diferentes tipos de sistemas de refrigeración, incluida la refrigeración por inmersión, la refrigeración sin agua y los sistemas de freecooling evaporativo diseñados para ofrecer fiabilidad y eficiencia en entornos de altas temperaturas.
  • Si se confía en las células solares como fuente de energía, hay que tener en cuenta la reducción de la eficacia de las células solares a medida que aumenta la temperatura ambiente.
  • En lugar de basarse únicamente en datos históricos para determinar la capacidad de los centros de datos —datos que no tienen en cuenta las temperaturas extremas de hoy en día—, utilizar el modelado predictivo.