TP-LINK ha anunciado los resultados correspondientes a su ejercicio fiscal 2014, cerrado el pasado 31 de diciembre. Las cifras registradas durante estos doce meses señalan un crecimiento del 53% en la facturación de la compañía, que ha pasado de los 13,6 millones de euros en 2013 a los casi 21 millones de euros el pasado año. Se encadenan así dos años de un crecimiento por encima del 50%, que sitúa a TP-LINK como fabricante líder en el mercado SOHO de conectividad

Por segmentos de mercado, SOHO sigue siendo el territorio en el que la marca es referencia y cada año con más diferencia respecto a la competencia. Según datos aportados por Context, TP-LINK ha sido durante el pasado año una vez más la empresa líder en el mercado retail, tanto en número de unidades vendidas como en términos de facturación, gracias entre otros factores, a la presencia consolidada de la marca en este canal. De hecho, el pasado año, TP-LINK consiguió entrar en el segmento de electrónica de consumo a través del acuerdo con Segesa.

En el segmento SMBs, TP-LINK sigue ganando presencia e incrementando el peso de este negocio dentro de su facturación, un propósito que la compañía extiende a este 2015. En el área de Proveedores de Servicios, TP-LINK decidió dar recorrido a la marca con el fichaje de Paloma Barrios. Esta decisión empieza a dar sus frutos, como el acuerdo con Canal+  firmado el pasado año.

Dispositivos PLC, el producto estrella

Por categorías de producto, el mayor crecimiento se registró en el área de PLC, especialmente en los dispositivos Powerline con tecnología Wi-Fi, que representan ya el 56% de las ventas totales de este tipo de producto en TP-LINK España. En 2014 TP-LINK registró unas ventas de PLCs superiores a los 5,9 millones de euros frente a los 2,7 millones de euros que comercializó en 2013.

Más inversión local

TP-LINK ha hecho de España un país estratégico para la marca. Desde que aterrizara en nuestro país, TP-LINK ha trabajado por crear un fuerte canal de distribución, al que se ha sumado en el último año Tech Data; y una estructura propia que, hoy por hoy, ya cuenta con dos oficinas en España: una, en Madrid y otra, en Barcelona.

En el último año, TP-LINK ha invertido especialmente en incorporar nuevos miembros al equipo de retail, de canal y de soporte técnico, que le permitan, por un lado, tener cubierto todo el territorio peninsular e insular y, por otro, dar respuesta en menos de 24 horas a cualquier incidencia de los usuarios. En la actualidad, España es uno de los pocos países en los que TP-LINK cuenta con soporte telefónico y online en su lengua materna.