Las empresas fintech, preparadas para hacer frente a la incertidumbre económica actual

Que 2020 está siendo un año totalmente atípico es innegable. La irrupción sorpresiva del coronavirus en nuestras vidas no solo ha puesto a prueba nuestra capacidad de respuesta sanitaria, sino que ha causado un verdadero terremoto en el plano de la economía (comercios cerrados, aerolíneas con los aviones en tierra, negocios de hostelería con la persiana bajada, regularizaciones masivas de empleo, etc.). Pero hay algunas industrias que parecen preparadas para afrontar la situación de confinamiento que vivimos con ciertas garantías de éxito. Hoy queremos hablar de un sector que presenta una especial fortaleza, el fintech, constituido por todas aquellas empresas que aúnan tecnología y finanzas en su oferta de servicios y productos.

Trading online, uno de los segmentos fintech más preparados para afrontar esta crisis

La incertidumbre genera volatilidad y la volatilidad es uno de los motores principales de las empresas fintech especializadas en el trading, ya que cada operación ejecutada genera beneficios. Con las caídas súbitas y espectaculares registradas en algunas jornadas bursátiles de las últimas semanas, con unos niveles de volatilidad en máximos históricos, el atractivo por comprar activos que se consideran depreciados ha generado una verdadera efervescencia en este sector fintech. Y es que los usuarios valoran la posibilidad que brindan empresas fintech consolidadas como eToro de invertir en productos atractivos como ETF, índices, materias primas, acciones, criptomonedas y divisas, sin tener que salir de casa para acudir a una sucursal bancaria, desde la comodidad de sus dispositivos preferidos conectados a internet. Además, la mayor disponibilidad de tiempo en casa permite que los inversores particulares investiguen más a fondo nuevas oportunidades de inversión que terminan traduciéndose en operaciones de compraventa de activos financieros.

Trading online

Fuente: Pexels

Gestoría digital, un segmento fintech muy apreciado por los emprendedores en estos tiempos complejos

Por si los autónomos tuvieran pocos quebraderos de cabeza con todos los problemas financieros derivados de la situación actual, se suma la preocupación por poder llevar al día la gestión burocrática y fiscal de sus negocios. Muchas gestorías permanecen cerradas estos días o se encuentran totalmente desbordadas. Al rescate salen iniciativas fintech dedicadas a la atención completamente digital de estas actividades y preparadas para gestionar el reto del teletrabajo de miles de emprendedores. Mediante una aplicación móvil o plataforma web permiten presentar de manera telemática toda la documentación necesaria para que un gestor se ocupe de realizar los trámites necesarios (presentación de declaraciones tributarias, solicitud de ayudas, etc.).

Financiación colaborativa, otro de los sectores tecnofinancieros que prevé una fuerte demanda

El sector de la financiación online también espera un crecimiento significativo en la demanda de sus servicios. Ahora que las entidades bancarias tradicionales se encuentran con horarios muy limitados y negociar préstamos en persona es más complicado que nunca, cabe esperar que las empresas fintech especializadas en ofrecer soluciones de crédito experimenten un gran crecimiento en el escenario actual. Por ejemplo, los préstamos en plataformas de financiación colectiva (crowlending) pueden ser muy útiles para complementar las iniciativas de financiación más tradicionales. Constituyen un atractivo plan B, posible gracias a la revolución tecnofinanciera. En estos tiempos inciertos también podríamos asistir a un renacimiento de las plataformas de micromecenazgo (crowfunding), en las que los usuarios presentan sus necesidades para conseguir microinversiones que les permitan seguir a flote. De esta manera, conocidos o extraños pueden lanzar un salvavidas a personas que se encuentren en situaciones financieras complicadas.

Las empresas fintech, preparadas para hacer frente a la incertidumbre económica actual

Fuente: Pixabay

La industria fintech en su conjunto afronta un verdadero bautismo de fuego. Hablamos de un sector emergente que lleva años duplicando sus cifras de negocio. ¿Conseguirá superarse este año en el que sus competidores permanecen forzosamente fuera de juego? ¿Sabrá convencer a los usuarios potenciales y conseguir fidelizarlos? Esas son las principales preguntas que casi seguro podremos responder definitivamente dentro de unos pocos meses.