Exchange FTX permite crear y operar con NFT

El volumen de NFT (tokens no fungibles) negociados así como el número de sus negociantes ha caído con fuerza en los últimos tiempos desde el primer pico que se experimentó tras su cercano nacimiento, pero no ha ocurrido lo mismo con el volumen de fiat que estos activos mueven, que ha caído tan sólo un cinco por ciento, lo que puede indicar un menor mercado con un valor individual mayor.

Y es que empresas como Meta, YouTube, Google o Twitter (red social esta última que permitirá utilizar estos tokens como foto de perfil mostrando titularidad e incluso la colección a la que pertenece) han revalidado su interés en este mercado que está dando sus primeros pasos, pasos que también puede dar cualquier usuario que se registre en el Exchange FTX, plataforma que sirve para mucho más que la compraventa de criptomonedas.

NFTs en la Exchange FTX 

La Exchange FTX pone a disposición de sus usuarios una plataforma de fácil uso para la compraventa o creación de NFT, teniendo en consideración que una cuenta creada en la plataforma simplemente para negociar con criptomonedas o enviar y recibir fiat también permite acuñar NFTs con FTX, no es necesario abrir cuentas distintas para cada forma de negociar, invertir, acumular o crear que ofrece esta Exchange. Una vez que se dispone de una cuenta verificada (verificar la cuenta es algo que habrá que hacer tarde o temprano si se negocia lo suficiente, así que hacerlo al principio es ahorrarse pequeñas molestias en el futuro y no lleva más que unos minutos) se puede empezar a operar con NFTs de varias formas.

La primera es comprarlos en la propia plataforma, entre los propietarios de NFTs que se han convertido en tales porque los han comprado allí mismo a la comunidad de creadores de la propia FTX o porque se los han comprado a otros usuarios de la Exchange que ya son propietarios, dado que se pueden trasladar los NFT que ya se posean a la billetera de FTX siempre que hayan sido creados en la blockchain de solana o ethereum, que son con las que trabajan en esta plataforma y además las redes en las que se acuñan la inmensa mayoría de los tokens no fungibles. El precio de compra de los distintos NFT se encuentra en dólares, y se puede pagar mediante transferencias bancarias, tarjetas de crédito o, y dado que con la cuenta de Exchange FTX también se puede enviar y recibir fiat además de vender los criptoactivos, se puede pagar con la liquidez que ya se tenga en la cuenta fruto de otras operaciones o transacciones.

El otro tipo de operador de tokens no fungibles que se puede encontrar en el Exchange FTX son los creadores, origen de todos los NFT que luego se negocian mediante plataformas como la que nos ocupa y que por supuesto también puede conjugar las facetas de comprador y coleccionista, dado que la de vendedor está prácticamente implícita, y es que los creadores de NFT pueden poner a la venta sus creaciones a un precio fijo o a la venta mediante el procedimiento de la subasta partiendo de un precio mínimo fijado por el mismo creador.

Aunque en un principio pueda parecer demasiado compleja la acuñación de NFT para quién nunca antes se lo hubiera planteado, lo cierto es que con el Exchange FTX es extremadamente sencillo, así que el miedo a las partes técnicas de la creación de estas obras de arte digitales no debe ser óbice para acercarse a este mundo si se tiene cualquier tipo de inquietud al respecto dado que el proceso está guiado para que incluso los principiantes puedan dar rienda suelta a su creatividad y, o bien coleccionar sus propias obras junto con aquellas que adquiera, o bien ponerlas en venta mediante los procedimientos ya comentados.

El mercado de los NFT, aunque ha experimentado una corrección tras su explosivo crecimiento inicial, es un nicho de negocio basado en activos derivados de la tecnología de la blockchain que todavía está empezando a dar sus primeros pasos, así que la plataforma de Exchange FTX es una de las formas más sencillas y accesibles para adentrarse o profundizar en el mundo de los tokens no fungibles si se confía en que la vida de los NFT como activos financieros será larga y fructífera.

>