fraude de identidad
fraude de identidad

Los datos crecen a un ritmo vertiginoso y esto ha generado una serie de nuevos problemas que las empresas deben resolver para sacar ventaja y ofrecer un mejor servicio al usuario: la asimetría de la información y el fraude de identidad.

Hocelot, start-up tecnológica española, surgió con la finalidad de hacer frente a tanto a la asimetría como al fraude de identidad  gracias a su especialidad, los datos: su plataforma big data contrasta y verifica la información que introducen los usuarios en cualquier formulario online en tiempo real.

Algo que en apariencia puede resultar sencillo, en realidad es una operación compleja ya que las organizaciones no cuentan con sistemas de comprobación de datos fiables y reales. Cuando un cliente entra en una web a comprar o solicita un servicio, facilita unos datos de su identidad que no tienen por qué ser los reales, este es el tipo de fraude de identidad que supone a las empresas una importante pérdida de tiempo y dinero. Y no es algo aislado, ya que uno de cada tres usuarios miente sobre su identidad en Internet.

El problema de la asimetría de la información surge porque en los procesos online, una parte -el usuario- tiene toda la información, y la otra parte -la web empresarial- no tiene manera de contrastar en tiempo real dicha información, por lo que se ve obligada a hacer un acto de fe si quiere cerrar en el momento esa venta o servicio.

Gracias a la implementación de Id Chek & Fraud en el departamento de marketing o ventas, las empresas reducen las pérdidas por fraude de identidad en un 90%

Esto es lo que soluciona uno de los principales servicios de Hocelot: ID Chek & Fraud, una API con coste de instalación cero y sin necesidades específicas de implementación, que permite verificar la identidad de la persona en tiempo real. El éxito de Hocelot reside en que hace único al usuario por más de una variable, en lugar de hacerlo solo con el DNI como el resto de soluciones de fraude.

Gracias a la implementación de Id Chek & Fraud en el departamento de marketing o ventas, las empresas reducen las pérdidas por fraude de identidad en un 90%, minimizan las revisiones manuales en un 92% y, adicionalmente, aumentan su negocio online hasta en un 25%.

“Para nosotros es fundamental que las empresas conozcan a sus clientes y sepan con quién están hablando para ofrecerle el mejor servicio y oferta. El resultado es una base de datos saneada y sin errores, sin falsos “supermanes” ni “Cristianos Ronaldos”, que son los nombres de usuario “fake” que más nos encontramos. Así, Hocelot ofrece información objetiva para que el perfil final con el que la empresa trata sea un reflejo fiel del usuario. En definitiva, la misión de Hocelot es ayudar a las empresas en la toma de decisiones, reducir los procesos de días a segundos y minimizar importantes costes y pérdidas”, señala Antonio Camacho, fundador de Hocelot.