apple paradise papers
Con el ánimo de diversificar su capacidad productiva, Apple está analizando seriamente la posibilidad de mudar a la India una quinta parte de la producción que realizan ahora mismo en China. Responsables de la compañía llevan meses reuniéndose con portavoces de este país para firmar un acuerdo con el fin de fabricar dispositivos por encargo por un valor de unos 40 mil millones de dólares. 
 
Foxconn y Wistron son los fabricantes con los que Apple realiza la producción de teléfonos inteligentes que reportan esas cifras multimillonarias. Todavía existen algunos flecos por cerrar, en especial la nueva ley lanzada por el ejecutivo indio con la que quiere fomentar la exportación y fabricación de móviles locales.

Apple está analizando seriamente la posibilidad de mudar a la India una quinta parte de la producción que realizan ahora mismo en China

 
Los analistas señalan que este movimiento estratégico de Apple busca diversificar la producción fuera de las fronteras chinas a la vez que incentiva las ventas en la India, donde sus productos no tienen mucho mercado. 
 
Apple fabrica desde China productos por valor de 220 mil millones de dólares anuales, y exporta unos 185 mil millones como bienes, dando empleo a casi cinco millones de personas en el país. Sin embargo, en la India, actualmente su presencia es casi testimonial.  
 
Expertos señalan que la crisis por el Covid-19, también ha pesado y mucho en esta decisión sobre la producción de los productos del gigante tecnológico en el país asiático. Hay que recordar que Foxconn, principal fabricante de iPhones dejó de producir por la pandemia varios meses, causando una incidencia muy grave en los planes de negocio y disponibilidad de los productos de la compañía.
 
No cabe duda que la empresa buscará caminos que le permitan seguir creciendo como nos tiene acostumbrados, siendo un referente tecnológico mundial. Apple no es uno de los grandes sólo por la calidad de sus productos, también por su gran capacidad de gestión y formato de negocio, donde no se deja nada a la improvisación y hasta el más mínimo detalle se ha estudiado previamente, con el fin de alcanzar la excelencia. 

 

>