Si hay algo que toda la gama de elecciones que hemos tenido en España en los últimos meses ha puesto encima de la mesa han sido las necesidades de la España Vacía. Siempre se ha dicho que para empezar a contener la despoblación de miles de ciudades y pueblos del interior, uno de los retos pasa porque tengan acceso a Internet en unas condiciones decentes.

Publicidad

Hoy se ha dado un primer paso y es que, la compañía Viasat ofrece a los más de 10 millones de habitantes de la España Vacía que todavía no tienen acceso al mínimo recomendado por la Unión Europea (30 Mbps). Este 21% de españoles se encuentra, en su mayoría, en zonas rurales de España que todavía no tienen acceso a Internet de alta velocidad, según los últimos datos recogidos por el Ministerio de Economía y Empresa en 2018. Por comunidades, Andalucía es la región con más habitantes sin acceso a Internet de alta velocidad (más de 1.500.000), seguida de Cataluña (más de 1.300.000) y de Galicia (más de 1.000.000).

La compañía Viasat ofrece a los más de 10 millones de habitantes de la España Vacía que todavía no tienen acceso al mínimo recomendado por la Unión Europea (30 Mbps)

Con el objetivo de acabar con esta brecha digital, Viasat ofrece sus servicios y su tecnología a aquellas personas cuyos hogares no llegan a la velocidad mínima de Internet a través de diferentes planes adaptados a las necesidades del consumidor.

Actualmente, Viasat ya cuenta con clientes repartidos por todo el territorio español. Esta conexión es posible gracias al satélite Ka-Sat que tiene una capacidad de 90 gigabits por segundo. Actualmente, dicho satélite da cobertura a prácticamente toda Europa y uno de sus puntos fuertes es que está alimentado por la tecnología de Viasat y se encarga del desarrollo de los módems y la tecnología necesaria para que el Wi-Fi opere correctamente.

En palabras de Evan Dixon, Managing Director de Europa, Viasat: “Queremos ayudar a los españoles de la España Vacía. Nos encontramos ante una situación donde la despoblación en las zonas rurales no para de crecer y además, somos conscientes de que el acceso a Internet está relacionado directamente con el desarrollo económico y social de estas zonas. Por ello, ofrecemos nuestra tecnología a esos hogares que no tienen acceso a Internet de alta velocidad y proporcionarles nuevas oportunidades como poder ver un vídeo en streaming, comprar por Internet, usar redes sociales o poder hablar con sus familias. En definitiva, resolver la brecha tecnológica entre lo urbano y lo rural”.