ASLAN 2019
ASLAN 2019

Año tras año ASLAN se va superando.  ASLAN 2019 ha corroborado las buenas sensaciones. A la espera de que la organización de las cifras definitivas, la realidad es que había un mayor número de visitantes y también de expositores. Tanto es así que para próximos años, el tradicional espacio que ocupa el evento debería cambiar para acoger al creciente número de personas que asiste al que, poco a poco, se está convirtiendo en un de los eventos de referencia del sector TIC.

Publicidad

Año tras año ASLAN se va superando.  ASLAN 2019 ha corroborado las buenas sensaciones

Y es que, el menú de ASLAN 2019 era sumamente atractivo: además de las empresas asistentes, los ponentes eran primeras estadas del mundo de la tecnología. Las tendencias tecnológicas han configurado la extensa carta que ha servido a los asistentes para guiarse en un mundo que cada vez avanza más rápido y del que las empresas necesitan conocer todos los ingredientes para adaptarse de forma acuciante a la revolución digital. Así, en este edición de ASALAN 2019 como primeros platos los asistentes han podido conocer tecnologías como cloud o movilidad, como segundo han cabido temáticas como las infraestructurass conectadas, el centro de datos o la ciberseguridad y de postre tendencias como la industria 4.0 o blockchain de tal forma que todos los asistentes se ha ido más que satisfechos con los platos servidos por la excelente organización de la feria.

Más de 100 expositores

El éxito ha sido de tal calibre que más de 100 expositores han presentado a los asistentes sus soluciones más novedosas que han apoyado el lema de esta edición «Innovación IT para acelerar la transformación digital». Y es que el objetivo de ASLAN 2019 no eran sólo los tradicionales CIO o CISO sino que apuntaba más alto: CEOs, responsables de recursos humanos o CMOs han sido otro de los responsables de empresas que han asistido al evento ya que la transformación digital abarca a todas las áreas de las empresas.

En definitiva, ASLAN 2019 ha sido un éxito total de tal forma que la única falta que se le puede echar en cara es que el Palacio Municipal de Congresos de Madrid se ha quedado pequeño para recibir a la avalancha de expositores y asistentes de este año. Si sigue con este ritmo de crecimiento, para la próxima edición habrá que ir pensando en un lugar más grande que de cabida a más expositores, ponentes y asistentes.