Aunque los usuarios apuestan cada vez más por soluciones híbridas el portátil tradicional sigue teniendo un hueco en el mercado como este Acer TravelMate X349.

Publicidad

El equipo que nos ha remitido Acer, es el tradicional portátil para ámbito empresarial, así que nos encontramos ante un equipo con un diseño bastante básico que basa en la potencia su principal argumento.

Cuenta con una pantalla de 14 pulgadas, suficiente para hacer tareas empresariales pero no, si se quiere trabajar con vídeo o para diseñadores gráficos. Uno de los principales problemas es su peso, que nos ha parecido bastante elevado, (algo más de un kilogramo y medio), si lo comparamos con otros modelos de su competencia y que además tienen un precio menor.

La pantalla del Acer TravelMate X349 tiene una resolución de alta definición (1920×1080)

Lo primero que llama la atención es el cuerpo de aluminio. El color gris pizarra puede parecer un poco monótono y sin duda se siente muy de negocios, pero en el lado positivo, es fácil de mantener limpio y no atraer a muchas huellas dactilares. El chasis entero y la tapa usan el aluminio así que hay protección amplia alrededor. El ajuste y el acabado del chasis es muy bueno y los bordes son ligeramente redondeados por lo que no se sienten demasiado fuerte. El portátil mide 17,95 mm de espesor y pesa 1,55 kg.

La pantalla tiene una resolución de alta definición (1920×1080), pero tampoco nos parece que la visibilidad sea especialmente buena.

En lo que destaca es en la parte de las conexiones ya que el equipo cuenta con un puerto USB 3.0 y otro USB-C, además de otro puerto HDMI. Cuenta también con un lector de tarjetas SD, conector para auriculares y micrófono combinado y otro puerto USB, en este caso, 2.0.

En lo que se refiere al teclado, hemos de decir que es cómodo, con teclas más amplia que otros competidores, lo que favorece la escritura rápida, y que cuenta con retroiluminación, algo cada vez más solicitado por los clientes y que favorece el trabajo en ambientes oscuros.

La parte de la potencia es importante y cuenta con los últimos procesadores de Intel (en este caso integra un Core i7 de 2,5 Ghzy en una memria RAM de 8Gb. Nos parece que se queda corto en el almacenamiento ya que cuenta con un disco de estado sólido de 512Gb. En cuanto a la conectividad incorpora webcam de alta resolución, Bluetooth, Wi-Fi 802.11ac con antenas MIMO y funciones de seguridad como un módulo TPM 2.0, Acer Prosheild y Acer Office Manager. Funciona bajo el sistema operativo Windows 10 Pro. Un aspecto destacable es el reconocimiento por huella dactilar lo que incrementa la seguridad del equipo.

En general, nos encontramos ante un equipo que está diseñado para asegurar la productividad sin estridencias. El arranque es rápido y trabajando con varias aplicaciones a la vez se muestra eficaz. Para nuestro modo de ver se calienta en demasía.

En cuanto al vídeo, acepta películas en 4K pero no consideramos que sea el equipo idóneao para ello. En cuanto a los altavoces, dado que es un equipo pensado para entornos hiperprofesionales, son bastantes normales.

En definitiva nos encontramos ante un equipo muy útil para gestión de correo electrónico, navegación web y tareas ofimáticas. La productividad que se adquiere con su uso es buena, pero consideramos que la propia Acer tiene mejores alternativas.