empleados IA miotek inteligencia artificial big data industria 4.0

La crisis del coronavirus ha acelerado considerablemente la revolución tecnológica que se venía gestando desde años atrás, provocando un gran cambio en el tejido empresarial a lo largo de todo el globo. A pesar de que las empresas tratan de establecer hojas de ruta y estrategias de transformación hacia lo digital, aún queda mucho camino por delante, siendo clave la aplicación de la IA y su impacto en la vida profesional de los empleados.

Muchas organizaciones y directivos todavía se muestran reticentes a la hora de aplicar esta tecnología, ya que solo el 17% de las compañías la utiliza, según la Encuesta de Gartner sobre Inteligencia Artificial. Es cuestión de tiempo que terminen incorporándola a sus procesos y sacándole el máximo partido. Este hecho no sería extraño teniendo en cuenta que estas tecnologías favorecen la cultura corporativa y proporcionan herramientas que optimizan y dinamizan las tareas de los diferentes departamentos. Pero, ¿cómo afecta la IA en la vida profesional de los empleados?

Reclutamiento

En términos de reclutamiento, la IA puede ser utilizada como una herramienta para encontrar las brechas de habilidades en la organización, ayudando a emparejar las habilidades con los candidatos potenciales, proporcionando la posibilidad de que los empleados tengan las habilidades necesarias para un puesto determinado. Gracias a esta herramienta, es posible ser mucho más preciso a la hora de incorporar una nueva persona a la empresa, lo que supone un enorme beneficio para los RRHH.

Gracias a la IA se pueden conocer las habilidades que tengan los futuros empleados

Desde la perspectiva del candidato, la IA también puede ayudar a eliminar los prejuicios, dejando atrás posibles discriminaciones y descubrimientos. Además, en el proceso de adaptación de un nuevo empleado mediante la IA, las organizaciones también pueden conocer las habilidades potenciales en las que los empleados y los candidatos no son tan fuertes, lo que significa que se puede recomendar una formación personalizada que les ayude a adquirir todas las habilidades en poco tiempo.

Aprendizaje y formación

La IA también permite el desarrollo de aplicaciones que facilitan el aprendizaje continuo y el desarrollo de nuevas habilidades en los empleados. Ofrecerá contenido personalizado a cada uno de ellos con el fin de que adquieran nuevos conocimientos para el puesto que desempeñan en la actualidad o incluso formarles para optar a nuevos roles dentro de las compañías.

Los directivos a su vez, con la categorización de datos que proporcionen la IA, podrán comprobar cómo sus empleados evolucionan y aspiran a nuevas oportunidades, dándoles la suficiente libertad para que cada uno de ellos defina su carrera profesional. De esta forma, los trabajadores aprenderán de una manera atractiva, rápida y sencilla, sin necesidad de realizar cursos formativos “obligatorios” que no contribuyan a su desarrollo.

Predicciones

La tecnología IA procesa toda la información de la plantilla, independientemente de su tamaño. Con este análisis, la extracción de datos relevantes relacionados con el rendimiento y la productividad de la empresa será una tarea automática y sumamente sencilla. El personal de RRHH ya no tendrá que pasar horas revisando datos e informes para obtener la información que realmente necesita.

Además, los empleados podrán despreocuparse de que toda la información que recopile la IA será tratada de manera anónima y no podrá asociarse a su persona. El análisis automático de esta ingente cantidad de información facilitará las predicciones de comportamiento del personal. Por ejemplo, se puede predecir posibles desmotivaciones de los trabajadores y sus causas. De esta forma, el departamento de RRHH podrá anticiparse a un posible problema mayor antes de que ocurra.

No hay duda de que el uso de la IA aumentará gradualmente en las organizaciones en el futuro. El mayor tesoro de una empresa son sus empleados y cualquier herramienta que garantice la mejora en el trabajo diario debe ser bienvenida. La transformación digital aportará un nuevo papel a la gestión cultural, provocando cambios en la mentalidad de todas las personas que forman parte de ella con la tecnología convirtiéndose en un elemento clave para atraer y retener el talento de la empresa.

Vincent Belliveau, Chief Executive EMEA en Cornerstone OnDemand