procesos de impresión brother

Es un hecho que en septiembre y octubre de 2021 hubo una vuelta masiva a las oficinas en España, aunque esta no ha sido igual en todas las empresas. Algunas todavía quieren esperar y mantener el modelo de teletrabajo hasta 2022, otras – aunque quizás las que menos – están volviendo a la fórmula 100% presencial, y un gran número de compañías han decidido adoptar el trabajo híbrido, que ya se posiciona como una realidad totalmente consolidada.

Una gran parte de los procesos de impresión se seguirán haciendo en el domicilio de los empleados

Esta nueva realidad tiene un fuerte impacto en todos los procesos de las empresas, y el de la impresión en entornos de oficina es uno de ellos. Y es que, aunque todo apunta a una recuperación de esta actividad, es muy probable que no recupere los niveles a los que estaba acostumbrada antes de la pandemia, ya que una gran parte de los procesos de impresión se seguirán haciendo en el domicilio de los empleados.

Hay que tener en cuenta que los volúmenes de impresión se van a distribuir entre más ubicaciones (impresoras) y que las empresas tomarán sus decisiones de compra hacia equipos de impresión profesionales compactos, de menor coste de adquisición, y más alineados con sus necesidades actuales

Equipos como las impresoras multifunción MFCJ5955DW y MFCJ6955DW de Brother, que, además de imprimir en diferentes tamaños hasta A3, y adaptarse a la casuística de entornos con niveles de impresión diferentes, pueden utilizar cartuchos de larga duración que reducen los residuos y que evitan tener que estar reemplazando los consumibles constantemente. Por otro lado, son equipos con un consumo energético muy bajo, lo que contribuye en la reducción de la factura de electricidad de las empresas.

Además, estamos hablando de soluciones que pueden adquirirse a través de un contrato de servicios gestionados de impresión, una herramienta que ha acelerado su crecimiento como consecuencia de la pandemia, ya que las empresas los consideran clave para su transformación digital. Y es que los servicios gestionados de impresión se adaptan a cualquier circunstancia, incluso a una crisis sanitaria mundial como la que seguimos viviendo. Por eso han dado lugar a nuevos modelos de impresión, como la impresión hiperdistribuida, la más eficiente a la hora de controlar el gran número de dispositivos que las empresas tienen que gestionar actualmente, y que están desplegados en un mayor número de ubicaciones.

Llevamos mucho tiempo hablando de una ‘nueva normalidad’, que ya no es tan nueva, y que está presente en todos los aspectos de nuestra vida profesional – y también personal –, dando lugar a nuevas realidades – como el trabajo híbrido –, que han impactado en todos los procesos empresariales. Ahora tareas, como la impresión, tienen que adaptarse a las circunstancias, por lo que las empresas deben desplegar una estrategia en la que los servicios gestionados de impresión sean los protagonistas. Solo así, podrán garantizar la continuidad de su negocio.

>