robo continuidad del negocio

No es habitual que una organización con oficinas y sucursales remotas (ROBO) tenga sus datos centralizados. Lo habitual es que los entornos fuera de la central se configuren en paralelo, lo que hace más complicado protegerlos. Entonces, ¿cómo es posible mantener las ROBO a salvo y, ¿cómo actuar en caso de desastres? Compartimos aquí los cuatro puntos clave a tener en cuenta por los responsables de seguridad TI con sucursales remotas a su cargo.

1. Centrarse en la prevención del ransomware. Educar a los empleados.

Al igual que se hace en la central de una empresa, hay que asegurarse y tomar las precauciones básicas en las sucursales: cortafuegos, antispam, antimalware, herramientas antivirus, etc. Y, sobre todo, asegurarse de que los empleados remotos entienden las amenazas y educarles para evitarlas.

2. Desarrollar una estrategia remota de backup y recuperación ante desastres

Ante un ataque en una sucursal, la salvación pasa por una estrategia sólida de backup y recuperación ante desastres para hacer que el negocio vuelva a la normalidad. Para ello hay que comenzar estableciendo los objetivos de recuperación para cada ubicación, comprender cuánta información es tolerable que se pierda (objetivo de punto de recuperación) y cuánto tiempo de inactividad es aceptable (objetivo de tiempo de recuperación).

Son necesarios dispositivos de backup para ROBO que permitan implementar en remoto copias de seguridad

3. Implementar las soluciones esenciales para la recuperación de datos en ROBO

Una vez establecidos los objetivos, hay que implementar las soluciones adecuadas para poder cumplirlos. En este punto, hay tres elementos esenciales para cada oficina o sucursal remota:

  • Backup flexible: con una solución para realizar backup de máquinas virtuales y físicas, almacenar esas copias de seguridad localmente y replicarlas fácilmente en la nube.
  • Opciones de recuperación: en el momento de recuperar, se necesitan opciones para, según la gravedad del desastre, tener la posibilidad de recuperar localmente en una oficina remota o desde la nube. Es crucial contar con opciones de recuperación flexibles y rápidas para cumplir con los objetivos.
  • Gestión remota: puede haber varias sucursales con diferentes entornos, capacidades y objetivos de recuperación. La solución debe permitir una gestión eficaz de los objetivos únicos de cada ubicación y tener un conjunto sólido de herramientas de administración a las que los administradores puedan acceder desde cualquier lugar para poder administrar en remoto diferentes políticas en diferentes ubicaciones y recuperar las sucursales.

4. Utilizar dispositivos para recuperación ante desastres como servicio (DRaaS)

Ante la falta de personal técnico en las sucursales para administrar servidores o entornos más complejos, son necesarios dispositivos de backup para ROBO que permitan implementar en remoto copias de seguridad y recuperación ante desastres para que cualquier empleado en la sucursal pueda enchufar el dispositivo y conectarlo a Internet. Con ellos, los técnicos pueden proteger los datos en remoto configurando programas de backup y políticas de retención. Si hay una falla de hardware o un desastre menor, también pueden usar el dispositivo para una conmutación por error instantánea. Y, debido a que puede replicar datos de un dispositivo a la nube, una sucursal puede incluso hacer girar todo su sitio en la nube en caso de gran desastre.

Prevención de la pérdida de datos causada por ransomware

Los entornos ROBO son particularmente vulnerables a la pérdida de datos y el tiempo de inactividad. Si añadimos a esto la creciente amenaza del ransomware, los administradores de TI tienen mucho trabajo por delante. Afortunadamente, los dispositivos de backup y de recuperación ante desastres facilitan la prevención de la pérdida de datos independientemente de dónde ocurran los ataques o desastres.

Si quieres saber más, contacta con nosotros desde info@ireo.coom o visita www.arecserve.como y https://www.ireo.com/businesscontinuity

>