Araceli González de Valeo

Nombre: Araceli González
Cargo: Incident Response Engineer en Valeo
Hijos: No
Hobbies: música y literatura
Estudios: Máster en Ciberseguridad, Grado en Ingeniería Informática y Licenciatura en Periodismo

Araceli González trabaja en el fabricante de productos para automóviles Valeo como Incident Response Engineer. Tras licenciarse en periodismo y trabajar en el mundo de la comunicación, comienza a estudiar informática y más adelante se especializa en ciberseguridad. En «Mujeres TIC» cuenta su aventura personal y por qué cree que las mujeres no apuestan por el estudio de carreras STEM.

Entrevista con Araceli González, Incident Response Engineer en Valeo

¿Cómo llegó al mundo TIC?

Mi primera carrera fue periodismo, tras acabar la licenciatura trabajé varios años en el sector de la comunicación pero llegado a un punto empecé a replantearme si debería haber estudiado informática. Decidí lanzarme a la piscina, empezando por un ciclo de grado superior en desarrollo de aplicaciones, el cual me abriría años más tarde la opción de estudiar la ingeniería y el máster. Es remarcable, que antes de acabar mi primera titulación ya estaba trabajando como informática, en un sector tan apasionante como es el de la ciberseguridad.

¿Qué es lo que más valora de su trabajo?

Me encanta la falta de monotonía, cada día es diferente ya que depende de las nuevas alertas o casos que detectemos. También soy una apasionada de la investigación y muchas habilidades adquiridas en periodismo me han sido de gran ayuda. Al fin y al cabo, detrás de los ataques informáticos hay personas, no es un mundo sólo de logs, comandos o código, detrás hay estrategia, inteligencia, objetivos, reacciones…

En su opinión ¿qué es lo que falla para que las mujeres no apuesten más por el estudio de carreras STEM?

Puede depender de muchos factores: sociales, culturales, personales… En mi caso, por ejemplo, creo que al no elegir informática como primera opción me limité a mí misma. Lo desconocido siempre parece más complicado de alcanzar, también es difícil saber que te gusta algo si no sabes bien en qué consiste. Por eso creo que es tan importante potenciar acciones de divulgación como las que se están realizando desde WoSEC y otras iniciativas que están surgiendo en la comunidad en esta dirección. Además, considero que el hecho de que cada vez se visibilice más a la mujer en el sector digital, hará cada vez menos extraño que las mujeres se matriculen en carreras tecnológicas o que las niñas puedan soñar con dedicarse a este tipo de profesiones cuando sean mayores.

¿Cree que existe el “techo de cristal” en las empresas TIC? ¿Cuál debería ser la solución?

Es un problema complejo y transversal que debería abordarse desde diferentes perspectivas, pero principalmente desde un punto de vista amplio como sociedad. Desde el ámbito empresarial, considero que es muy importante que se realice una labor profunda desde dirección y recursos humanos en coordinación con cada departamento, para evitar que se den situaciones de discriminacion de cualquier índole.

«Si se visibiliza más a la mujer del sector digital se hará cada vez menos extraño que las mujeres se matriculen en carreras tecnológicas»

¿Una política de cuotas puede resolver el problema?

Los problemas complejos requieren soluciones complejas, por lo que considero que de cara a fomentar un cambio social serían necesarias más acciones.

¿Qué dificultades se encontró usted para llegar a la posición que tiene actualmente?

Salvo alguna anécdota puntual, creo que en general puedo decir que he sido muy afortunada con los compañeros y profesionales con los que he tenido la suerte de trabajar. Lamentablemente, cada caso particular no es extrapolable a la mayoría y conozco casos cercanos que sí han encontrado dificultades destacables en sus carreras.

Un 35% de alumnos no logra ni acabar el bachillerato ni la FP equivalente, ¿está en la educación el problema de la falta de perfiles especializados?

Claramente puede ser una de las causas. Quizá la situación que se ha vivido en mi generación, donde tantísimos profesionales sobrecualificados se han visto abocados al desempleo o a la precariedad laboral, ha podido desmotivar a las nuevas generaciones. Es un problema muy preocupante que se debería abordar con urgencia.

¿Le han servido los estudios que hizo para realizar su labor actual?

Absolutamente. No sólo los estudios oficiales, que me han aportado una base amplia de conocimiento generalista, sino también todos los cursos y certificaciones especializadas que continúo estudiando. Creo que dedicarse a la ciberseguridad es una carrera de fondo que no te permite dejar de estudiar, debes estar siempre al día. Nuestros adversarios siempre están mejorando y no podemos quedarnos atrás.

Solucione el problema de la educación en España…

No soy experta en la materia como para dar una solución a un problema tan profundo y amplio, pero desde mi perspectiva sí creo que la educación debería modernizarse y adaptarse a las nuevas realidades.

Si tuviera que aconsejar a un joven qué estudiar de cara a obtener un futuro laboral estable, ¿por dónde le orientaría?

Le recomendaría que estudie algo que le guste, pero que se informe bien de las salidas profesionales, de los riesgos y que investigue todas las opciones. Cada vez vivimos en un mundo más digitalizado, todos los ámbitos de la vida dependen de la tecnología y hay muchas opciones que pueden ofrecer una combinación perfecta entre la vocación y un futuro laboral estable.

¿Hacia dónde cree que va el sector TIC? En su opinión, ¿cuáles van a ser las tendencias que realmente van a transformar la sociedad?

5G, Inteligencia artificial, BlockChain, Analytics o IOT son algunas de las tendencias más destacables. Nos dirigimos a una sociedad digital mucho más conectada y monitorizada, debemos estar preparados para garantizar la seguridad y la privacidad en un escenario donde la ciberdelincuencia se expandirá a ámbitos hasta ahora no contemplados.

IA, automatización, robótica, ¿de verdad cree que el futuro pasa por las personas?

Por supuesto. Los avances tecnológicos dependen del ser humano y nunca nos reemplazarán, sino que nos complementan. La tecnología no es algo independiente a nosotros ni debe verse como un enemigo, todo lo contrario, nos permite mejorar y avanzar.