Fujitsu ha impulsado una estrategia para asegurar la ciberseguridad de los teletrabajadores a través de sus nuevas funciones de “experiencia digital” que contribuyen al cambio en las TI de las empresas.

Y es que, la Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de proteger el trabajo y los datos de los empleados. Los guardianes de los sistemas y los datos tienen la incómoda y difícil tarea de equilibrar la productividad y la facilidad de uso, con los requisitos de seguridad para que funcionen eficazmente.

Por ello, si los empleados encuentran que las medidas de seguridad restringen demasiado su productividad, van a tratar de evitarlas o superarlas y esto incrementa el riesgo de las empresas y la vulnerabilidad ante posibles ataques. 

Cómo actúa Fujitsu para asegurar la ciberseguridad de sus teletrabajadores 

La compañía trabaja en ofrecer a sus clientes una cíberseguridad que proporciona un buen manejo de la información según la utilización de los usuarios. Una seguridad basada en la persona, mapeando el comportamiento razonable para esta y aplicándolo dinámicamente. 

Fujitsu asegura la ciberseguridad de los teletrabajadores a través de sus nuevas funciones de “experiencia digital”

Para ello ha creado perfiles de rol frente a los contextos, creándolos dinámicamente según cada usuario y de esta manera que puedan acceder a los datos cuando y donde quieran.

Además, ha creado una línea de calidad donde los empleados y los equipos de seguridad trabajan conjuntamente, comprendiendo y acordando qué riesgos son inevitables y planificando medidas de seguridad adecuadas.