CrowdStrike ha reforzado su posición en Zero Trust con un nuevo acuerdo de adquisición de SecureCircle, un servicio de ciberseguridad basado en SaaS que extiende la seguridad de Confianza Nula a los datos que se manejan en el endpoint.

Con esta compra, la compañía ampliará la seguridad en el dispositivo y las capacidades de protección de la identidad a los datos que se descargan, se utilizan o se comparten en el endpoint.

CrowdStrike creará un nuevo estándar de seguridad en el endpoint conectando las tecnologías Zero Trust con el dispositivo, con la identidad del usuario y, ahora, con los datos mientras se utilizan”, afirma George Kurtz, cofundador y CEO de CrowdStrike.

CrowdStrike 

CrowdStrike ha redefinido la seguridad en la nube protegiendo el epicentro de los riesgos dentro de cualquier empresa: el endpoint.

Todo ello, gracias a la tecnología de SecureCircle, con la cual, la compañía da un paso más en la protección de los datos y hace posible que los clientes lleven la protección Zero Trust hasta los dispositivos, analizando tanto las identidades como los datos.

Por su parte, las capacidades de SecureCircle, podrán resolver desde el agente Falcon un problema complejo que suele inquietar a las empresas de todos los tamaños: la protección de los datos.

CrowdStrike refuerza su posición en Zero Trust con la adquisición de SecureCircle

Zero Trust

Se estima que el mercado de la prevención de pérdidas de datos facturará alrededor de los 3.000 millones de dólares este año. Y a pesar de las ingentes cantidades de recursos invertidos en la prevención de fugas de información, las empresas siguen sufriendo brechas debido a filtraciones accidentales, ransomware o ataques sofisticados.

Estos hechos evidencian que las tecnologías de prevención de fugas de datos han sido un fracaso y que las empresas necesitan una solución que proteja su información sin que la experiencia de usuario se vea impactada.

La tecnología de SecureCircle incorporada en las soluciones de CrowdStrike dan una vuelta a las estrategias de protección de datos reforzando el cifrado de los datos en sus tres estados naturales: en tránsito, en uso y almacenados.

Además, combinada con la solución CrowdStrike Zero Trust Assessment, permitirá a los clientes controlar el acceso a los datos y las políticas de uso para cada usuario según la calificación que tenga cada usuario, permitiendo así una mitigación dinámica de los riesgos.