TPS ha puesto en manifiesto la necesidad de apostar por infraestructuras cloud en el ámbito de la impresión, y es que, ocho de cada diez empresas esperan que a finales de 2021, más de la mitad de sus infraestructuras técnicas, hayan migrado a la nube.

Los proveedores de servicios de gestión documental e impresión deben aprovechar las funcionalidades que propone la transición hacia la nube en materia de visibilidad, seguridad y control de costes que permiten crear entornos altamente distribuidos.

“Uno de los aspectos más controvertidos de los entornos cloud es el de la seguridad. Si se ponen en marcha modelos de confianza nula, es necesario establecer políticas de gestión de identidades, así como estrategias de gestión robustas basadas en autenticación multifactor”, afirma Jorge Álvarez, director general de TPS.

Cloud de los servicios de impresión

El fin de Google Cloud Print el pasado mes de enero ha dejado a muchas organizaciones sin una solución efectiva de impresión después de diez años.

Sin embargo, desde TPS se recuerda que existen otras alternativas, como la propuesta por Microsoft con Universal Print, un servicio de suscripción incluido en Microsoft 365 que utiliza Azure.

El cloud printing, oportunidad de negocio para fabricantes de impresión y gestión documenta

De acuerdo con Quocirca, el 39% de las empresas ha implantado algún tipo de plataforma de gestión de impresión cloud, una cifra que sube hasta el 48% en el caso de organizaciones de más de mil empleados.

Y para dar servicio de impresión a los trabajadores en remoto, el 47% de las empresas ha implantado servicios de emisión de trabajos remotos en dispositivos situados en la oficina.