Vodafone ha presentado su Informe Integrado 2020-21, el cual refleja que la compañía invirtió 699M al despliegue de infraestructuras móviles y fijas. Así mismo, contribuyó con 4.879 millones de euros en la economía española.

La contribución directa ha sido de 3.952 millones, de los que 3.428 millones de euros corresponden a empresas y proveedores, 252 millones a personas y empleados, y 272 millones a administraciones públicas.

A través de sus actividades directas (uso de energía renovable y gestión de la movilidad) y del uso de sus productos y servicios (contribución indirecta) Vodafone España ha conseguido evitar la emisión de 775.917 Toneladas de CO2.

Vodafone y la sociedad centrada

El propósito de Vodafone es construir una sociedad centrada en el progreso socioeconómico, que acoja a las personas sin coste para el Planeta. La estrategia de sostenibilidad de Vodafone se centra en 3 áreas:

  • Sociedad digital, Vodafone apuesta firmemente por una sociedad digital, conectando personas, comunidades y cosas a través de datos a gran velocidad. A cierre del ejercicio fiscal (marzo de 2021), más de 13 millones de clientes de la operadora cuentan con cobertura 5G en 25 municipios, el 99,52% de la población está cubierta con la Red 4G y más de 3,4 millones tarjetas SIMs activas proporcionan servicios de Internet de las Cosas (IoT). Vodafone cuenta con diversas plataformas (Observatorio Vodafone de la Empresa) y espacios de colaboración y demostración (Vodafone Business Experience Center o Vodafone Lab) que permiten acercar a las empresas las nuevas tecnologías, tendencias y metodologías de trabajo que marcarán el futuro de la sociedad y analizar conjuntamente el impacto que tendrá en sus organizaciones. En relación con el despliegue de 5G, es importante destacar la importancia de los Pilotos 5G, iniciativa que vehicula más de 130 casos de uso que aplicarán los beneficios de esta tecnología en sectores como energía, industria, ciudades inteligentes, turismo, agricultura, sanidad y dependencia, entre otros.
  • Inclusión para todos, Vodafone trabaja para conseguir una cultura empresarial diversa e inclusiva en la que todos los empleados se sientan comprometidos y no discriminados por razones de género, funcionales, generacionales o de orientación sexual e identidad de género. El 42% de los empleados de Vodafone España son mujeres y estas ocupan el 38% de los puestos directivos (1 p.p. más que en el ejercicio anterior). La brecha salarial ajustada se sitúa en 3,44%, mientras que la brecha salarial bruta es de 14,68%, disminuyendo un 1,15% y un 3% respectivamente en relación con el año anterior. Vodafone ha dedicado una media de 13,6 horas de formación por empleado (un 10,6% más que el año pasado), trabajando sobre el concepto de “learnability”, para ayudar a sus empleados a desarrollar la capacidad de aprender nuevas habilidades y actualizarse continuamente en un entorno cambiante y cada vez más digitalizado.

Vodafone ha invertido 699 millones en infraestructuras móviles y fijas

Vodafone apuesta por la empleabilidad de los jóvenes y el fomento del emprendimiento a través de diferentes programas e iniciativas contando con 24 “Graduates” contratados y 66 estudiantes en prácticas en las Becas Vodafone Yu Talent. Además, más de 450 alumnos participaron en el programa Vodafone Campus Lab. La Fundación Vodafone España juega también un rol fundamental en la promoción de la inclusión digital, y durante el ejercicio 2020-21, destinó 3,5 millones de euros a sus fines sociales. Gracias a esta inversión más de 29.772 niños y jóvenes han adquirido nuevas competencias digitales en el uso de la tecnología, 1.582 personas con discapacidad han participado en los programas de formación TIC para la inserción laboral y 1.715 docentes y educadores han sido formados en competencias digitales.

  • Planeta, Uno de los principales hitos logrados en relación con el Planeta es que Vodafone España ha alcanzado el objetivo de que el 100% de su energía eléctrica adquirida y consumida en España proceda de fuentes renovables. También ha instalado paneles fotovoltaicos en su sede principal de Madrid, además de una marquesina solar en el aparcamiento y una SmartFlower (dispositivo fotovoltaico que emula el movimiento de los girasoles, obteniendo en todo momento luz solar). Estas instalaciones fotovoltaicas generan aproximadamente 560 MWh/año de electricidad de origen renovable, lo que equivale al consumo medio anual de 170 viviendas o a 37.200 cargas al año de vehículos híbridos.