basura tecnológica equipops tecnológicos
basura tecnológica equipops tecnológicos

La basura tecnológica aumenta cada año y se convierte en un elemento más en la destrucción del medio ambiente. La reutilización de productos y el reciclado de los elementos que los componen es una obligación por parte de los usuarios y de las empresas.

En 2015, los productores asociados a AMETIC y ANFEL, Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos, recogieron 168.793 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) en las categorías de grandes electrodomésticos (categoría 1) equipos de informática y telecomunicaciones (categoría 3) y aparatos electrónicos de consumo (categoría 4), es decir línea blanca y marrón. Esta cifra implica un aumento del porcentaje de recogida del 20,40% respecto a las cifras de 2014.

En un año el incremento de basura tecnológica se ha incrementado algo más de un 20%

La organización y gestión del sistema de recogida selectiva y reciclaje de equipos en desuso de las empresas miembros de ambas Asociaciones se lleva a cabo a través de los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) Ecotic, Ecolec, ERP y Ecoasimelec, Ecofimática y Tragamóvil (a través de Recyclia), que cuentan con una dilatada experiencia en este ámbito, lo que ha permitido una mejora continua de los ratios de recogida y tratamiento de residuos.

Conscientes de que la gestión de residuos es uno de los grandes desafíos que conlleva el progreso, los productores asociados en AMETIC y ANFEL dedican importantes recursos a cumplir con las obligaciones impuestas en este ámbito por la Unión Europea que, desde 2002, regula de manera estricta la obligatoriedad de reciclar y valorizar los RAEE.

Basura tecnológica doméstica

El objetivo mínimo obligatorio de recogida de residuos domésticos por habitante al año hasta el 1 de enero de 2016 era de 4 kilos, de los que para las categorías 1, 3 y 4 corresponde recoger 3,38 kilos por habitante. Teniendo en cuenta el número de habitantes en España a finales de 2015, los productores asociados en AMETIC y ANFEL han retirado aproximadamente 3,63 kg por habitante y año, lo que supone un grado de cumplimiento del 108%, superando los objetivos mínimos marcados por el Real Decreto 110/2015 sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos y un aumento de casi un 20% respecto a la cifra por habitante y año de 2014. Este alto grado de cumplimiento evidencia el compromiso de los sectores TIC y del gran electrodoméstico con la recogida selectiva y reciclaje de los RAEE.

A partir del 1 de enero de 2016 los objetivos de recogida en España se han fijado en 203.875.747 kg para los equipos de línea blanca y marrón, de los que 181.569.618,03 kg corresponden a uso doméstico y 22.306.1129,05 kg a uso profesional, y se establece un objetivo mínimo total por habitante y año de 5,46 kg de RAEE, de los que a las categorías 1, 3 y 4 corresponde recoger aproximadamente 4,39 kilos por habitante (3,91 kg al uso doméstico y 0,48 kg al uso profesional)

Los productores asociados a AMETIC y ANFEL mantienen un firme compromiso con la gestión medioambiental y con el cumplimiento legislativo de sus obligaciones, en base al concepto de responsabilidad ampliada del productor introducida por la legislación europea y española.