La jornada ‘Tecnologías aplicadas a la Formación Profesional’ promovida por DigitalES, ha  servido para compar experiencias y recomendaciones para que la transformación digital de esta modalidad educativa (FP) redunde en una mejora de la empleabilidad.

La jornada ha estado presidida por la secretaria general de Formación Profesional, Clara Sanz, que ha destacado el trabajo conjunto que realiza con DigitalES, desde hace cuatro años, “para convertir la FP en la formación que necesitan los sectores productivos del siglo XXI”.

Transformación digital de la FP 

La secretaria general de FP ha puesto en valor la nueva Ley de Ordenación de Formación Profesional, aprobada la semana pasada, sobre la que ha afirmado: “Esta ley plantea una oferta ágil, adaptada a los cambios constantes de los sectores económicos y a la necesidad de establecer modelos de formación continua, que se ajuste a las necesidades de las personas en diferentes momentos de su vida”.

Clara Sanz ha subrayado que el 60% de los puestos de trabajo en los próximos años necesitarán esta preparación.“La Formación Profesional será clave para cubrir muchos de los puestos de trabajo del futuro”, ha corroborado Miguel Ángel Turrado, director general de HP SCDS. En estos momentos, el déficit de especialistas tecnológicos en España ronda las 124.000 vacantes.

Sobre ello, estas son las 7 claves para una transformación digital exitosa de la FP en España;

  • Crear contenidos inmersivos que mejoren el aprendizaje presencial, La digitalización propicia la creación de ecosistemas colaborativos de aprendizaje entre alumnos y educadores, que van mucho más allá del mero intercambio de recursos didácticos. La integración de tecnologías inmersivas en este tipo de plataformas brinda enormes posibilidades para la creación de contenido, con un beneficio inmediato sobre la atención del alumno y sobre el porcentaje de personas que finalizan las formaciones. Sopra Steria propone la creación de plataformas colaborativas que integren realidad virtual y extendida, y que complementen y añadan valor a la formación que pueda impartirse en formato presencial. Su plataforma ScooP, dirigida a empresas de ingeniería, permite la creación de libros de procedimientos y de prototipos digitales (mock ups) basados en el modelado 3D.
  • Mantener el vínculo entre educadores y alumnos, Una de las grandes ventajas que ofrece la digitalización es la ubicuidad de la formación. Sin embargo, la distancia física dificulta la socialización entre educadores y alumnos, y entre éstos y sus compañeros. En este contexto y aprovechando las oportunidades que brindan las tecnologías inmersivas, Nokia propone dar el paso a la telepresencia. Esta compañía ha presentado hoy un sistema de comunicación inmersiva que combina cámaras 360º, unas gafas de realidad virtual y la conectividad 5G. Esta combinación de tecnologías permite mejorar la formación híbrida y remota, ya que proporciona una experiencia inmersiva en la que un alumno situado en remoto puede atender una clase con otros alumnos como si estuviera presencialmente en ella, con total capacidad de vídeo y audio, e interactividad en tiempo real con el entorno.

Estas son las 7 claves a tener en cuenta para una transformación digital exitosa de la FP en España

  • Adaptar los espacios a las necesidades del siglo XXI, También los espacios físicos deben adaptarse a los nuevos contenidos, los nuevos formatos de enseñanza multicanal y las nuevas metodologías de aprendizaje. Un ejemplo de éxito lo encontramos en el proyecto GarageLabs, de la Fundación Orange, dirigido a jóvenes en riesgo de exclusión. GarageLabs es una iniciativa que proporciona a los centros educativos de FP Básica y Escuelas de Segunda Oportunidad la formación y el equipamiento necesario para que puedan desarrollar, a través del entorno Fab Lab y el movimiento maker, una propuesta para sus alumnos que transforme los procesos de enseñanza, aprendizaje y crecimiento personal.
  • Establecer itinerarios personalizados que generen talentos únicos, El desarrollo tecnológico permite establecer itinerarios personalizados para los alumnos, un seguimiento más efectivo de sus progresos y un análisis específico de su evolución por parte del profesorado. El programa IBM SkillsBuild, por ejemplo, ofrece gratuitamente cientos de actividades de formación online en diferentes disciplinas tecnológicas aplicadas a distintos sectores además de habilidades profesionales, que los alumnos pueden combinar siguiendo rutas de aprendizaje predeterminadas, o bien libremente. Este programa está disponible para estudiantes (de 13 a 18 años), educadores, solicitantes de empleo (mayores de 18 años) y organizaciones.
  • Potenciar el aprendizaje colaborativo, El 80% del conocimiento de las organizaciones está en la mente de sus empleados. Por eso, Vodafone ha puesto a disposición de su plantilla una plataforma digital, de la mano de Zapiens, que permite generar ‘micro-entrenamientos’ basados en inteligencia colaborativa. Esta aplicación permite también que los usuarios planteen cualquier pregunta sobre su trabajo dentro de la organización. Un asistente digital inteligente emite las respuestas que conoce o remite las consultas a otras personas dentro la compañía.
  • Establecer indicadores de calidad y evaluarlos de forma periódica, Precisamente, en la era del dato, éste se presenta como la mejor herramienta al servicio de las necesidades de formación de personas y organizaciones. En este contexto, la consultora Overlap ha desarrollado una metodología propia para medir el impacto del aprendizaje en el net promoter score (NPS) de las organizaciones. Partiendo de un dataset individualizado, Overlap incorpora tecnologías analíticas y predictivas, para establecer finalmente el impacto de las diferentes variables sobre la satisfacción del usuario, ya sea éste un cliente o un empleado. En este caso, la plataforma permite asimismo configurar alertas y hacer seguimiento de resultados a través de un dashboard.
  • Apoyar a los profesores con formación y recursos tecnológicos, Durante la pandemia del COVID-19, los centros y los educadores en España han realizado un esfuerzo ímprobo para pasar de impartir toda la formación presencial de forma telemática, en un tiempo récord. Sin perjuicio de todos los progresos en dotación de infraestructuras y herramientas tecnológicas de los centros, así como en la capacitación digital de los docentes, el nuevo escenario –“nueva normalidad”- favorece una planificación integral para asegurar que los educadores dispongan de las habilidades, capacidades y recursos para integrar la digitalización en la formación y el aprendizaje.
>