Tres de cada cuatro grandes empresas han utilizado Kubernetes en 2021

Techedge ha desarrollado junto a IPM una nueva plataforma de Kubernetes basada en soluciones de VMware y Dell que le permite contar con una plataforma propia con un menor TCO y que le ofrece mayor rendimiento, flexibilidad, escalabilidad y el máximo nivel de seguridad.

Techedge trabaja desde hace años en el desarrollo de aplicaciones de negocio basadas en arquitectura de contenedores, con preferencia por Kubernetes como principal tecnología de contenedores. Esto le ha permitido transformar aplicaciones antiguas y monolíticas en otras nativas cloud basadas en microservicios, más fáciles de mantener, más ágiles y que, a largo plazo, permiten reducir costes y ser escaladas de forma ilimitada.

“Cuando empezamos a ofrecer a los clientes soluciones y servicios basados en Kubernetes como nueva línea de negocio, el uso de plataformas en nube pública resultaba muy útil, pero era un modelo difícil de escalar”, afirma Javier Palacios, director de operaciones de los servicios cloud de Techedge en España. “Por ello tomamos la determinación de buscar una plataforma propia de contenedores que fuera más escalable y que además nos ofreciera un coste más optimizado que con las nubes públicas”.

Esta nueva línea de negocio ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años por lo que se hacía necesario pasar de una plataforma basada en la nube pública a una propia más grande, con muchos más contenedores y que necesitaba adaptaciones específicas, no solo para las aplicaciones en sí, si no en general para todo el modelo alrededor de los contenedores, tanto de seguridad y optimización como de particularidades para cada uno de los clientes, algo que en nubes públicas sería muy difícil llevar a cabo.

Techedge trabaja desde hace años en el desarrollo de aplicaciones de negocio basadas en arquitectura de contenedores, con preferencia por Kubernetes

Una vez llevada a cabo la implementación de las soluciones de VMware y Dell por parte de IPM, el mayor cambio ha sido la facilidad de despliegue de nuevos clústeres de Kubernetes, así como de la gestión de toda la plataforma gracias a VMware Tanzu. Por su parte, la solución Dell EMC VxRail, basada en VMware vSAN, proporciona a Techedge un almacenamiento resiliente, con un gran rendimiento, disponibilidad, flexibilidad y escalabilidad, además de una simplificación de la gestión del entorno de computación y almacenamiento, que ahora está totalmente unificada. Por último, NSX-T ofrece al cliente un mayor nivel de seguridad, automatización y facilidad en la gestión de las redes, gestión integrada de políticas de firewall a través de Kubernetes, entorno multi-tenant, y visibilidad de red a nivel de Pods de kubernetes.

“El proyecto nos ha permitido contar con una infraestructura de contenedores mucho más grande, aumentar nuestro negocio y nuestros ingresos en este ámbito, sin incrementar los gastos tanto como si lo hubiéramos desplegado en nube pública”, comenta Javier Palacios.

Se estima que la nueva plataforma ha supuesto una reducción de costes del 30% con respecto a la nube pública, que además se incrementa con el volumen, lo que supone una mejora del ROI para esta línea de negocio según vaya creciendo. Además, la facilidad de administración del entorno ha permitido mejorar la seguridad de las cargas de trabajo y contar con la misma flexibilidad de la nube pública, sin tener que incrementar el personal y pudiendo tener una flexibilidad total de adaptación a las necesidades puntuales de los clientes.

Techedge tiene pensado ampliar su plataforma de contenedores en los próximos meses para seguir creciendo en un ámbito tan demandado por sus clientes como es el de la modernización de aplicaciones, y es que las aplicaciones modernas y bien diseñadas pueden ayudar a las organizaciones a una amplia gama de objetivos y resolver numerosos problemas.

>